jueves, febrero 09, 2017

Padre nuestro.


Padre nuestro

Dónde estás? Por qué nos dejaste solos? No ves el desastre que hemos hecho?

Por que tienes tantos nombres? Cómo he de santificarlos todos?

Por qué nos excluiste de tu reino y nos dejaste acá?

Que no se haga más tu voluntad, si esta ha sido hasta el momento, porque ha sido terrible, una verdadera inmundicia.

Que no nos roben otros "bendecidos" nuestro pan de cada día, que por él hemos trabajado, y por mucho más que eso!

No te ofendas, no es nada personal, es que aveces eres demasiado ajeno, lejano, abstracto, invisible, y no me hagas perdonar a algunos malditos que no lo merecen.

No estoy tampoco seguro de lo que es la tentación, aveces parece que todo lo que me podría hacer feliz lo es, y debo conformarme con las migajas que algunos, incluyendo a tus seguidores me quieran dar.

Líbranos del mal, pero líbranos también de tu ira oh vengativo señor!, que con tus amenazas de fuego eterno nos coaccionas a seguirte ciegamente, incondicional y sin preguntas.

Amén.


1 comentario:

delfin en libertad dijo...

Aaaah, me ha gustado realmente, un reclamo haciendo uso del libre albedrío.