lunes, mayo 14, 2012

La invención de la distancia


Estoy en el mismo café, la misma mesa, te espero. Llueve, la gente corre en busca de el abrigo frío de el concreto. Te estarás mojando? Miro el reloj, también la muchacha que me sonríe tras el mostrador hipócritamente, mientras manda al empleado a avisarme, que es hora de cerrar, yo aún te espero. Dejo el dinero sobre la mesa y tomo las rosas que te aguardaban, se las doy a la muchacha que las acepta por cortesía. Me abrigo en la puerta, vuelvo a buscarte en medio de los que corren. El empleado trata de darme el paraguas que deje en el asiento –no gracias, prefiero mojarme- meto mis manos en la gabardina y camino despacio, yo sé que tu moras en el viento, lo sé por que huele a ti. Tropiezo, caigo en la acera, la gente aunque se da cuenta no se detiene, me siento en el caño a quejarme no de la caída si no de tu ausencia, de pronto te siento a mi espalda, me dices despacio –mírate a ti, que viniste a inventar la distancia!- no te vuelvo a ver, tal vez por vergüenza o por miedo a tu cercanía, dejo que te alejes mientras le vuelas a una señora la sombrilla y despeinas a la oficinista que ya no le importa porque esta empapada; ni siquiera vuelvo a verte, te alejas silbando y esparciendo lluvia, la gente te confunde, mas yo sé que eres la misma que abrió una noche la ventana y se lanzó a la distancia, mientras yo dormía.

5 comentarios:

Syd dijo...

La distancia es una piedra con la que nos encanta tropezar una y otra vez, al menos en mi caso parece masoquismo. Y quien la haya inventado, realmente no creo que haya imaginado los usos que le dariamos nosotros... los soñadores y nocturnos bebedores de café.

El texto transpira sensaciones, y el titulo es buenisimo.

isla dijo...

... querido Deshora... ¡cúanto me dueles a veces...!! (no lo imaginas).. he terminado de leer necesitando cerrar los ojos.. no sólo para contener las lágrimas que siempre van hacia el reguero de sentimientos que dejas entre las letras.. sino para casi borrar la imagen que se había colgado en ellos a través de "ese viento".. de esa espera.. de esa comunicación tan especial que sólo tú entregas...
siempre alucino contigo.. siempre.. vibro.. siento.. te entiendo..
hoy me provocaba abrazarte... pero no es la distancia el problema..
ojalá sigas bien!!!.
te beso sin distancia.. te envío mi cariño

Luna dijo...

Ay, esta lluvia, no sé qué tiene pero me lo recuerda tanto... Mientras preferiste mojarte, yo veo la lluvia y más quiero quedarme adentro a ver llover sin empaparme de recuerdos... tan cansado recordar.
Hermosa entrada.

Michel Martínez Deb dijo...

Siempre me dejas una sensacion extraña ...de nostalgia y pena ..... me gustan tus letras ...Michel

www.micheldeb.tk

www.lamalapoesia.tk

More dijo...

Qué triste este relato... cuántos no no hemos mojado en esa lluvia de ausencias, de esa distancia que siempre es la misma!
Un abrazo.