domingo, mayo 15, 2011

La muerte

Hoy me vienen a llamar de la muerte, justo ahora que termina la hora de los muertos, se ha asomado a mi puerta con su figura perfecta y me ha llamado por mi nombre. Se ha acomodado las gafas y me invita a seguirla dejando todo atrás, dejando el computador encendido y la familia dormida, el cigarro a medio fumar y la madrugada sin dormir.

De pronto me resisto y trato de irme a la cama, de esconderme bajo las cobijas como cuando niño, de  refugiarme en los brazos de la amada que duerme sin sospechar este destino de adioses permanentes y desconsiderados espíritus de la muerte.

Ha venido pidiendo permiso para entrar; y aún así inesperada, en mal momento, el fin de semana planeado que no  será y la comida planeada de mañana sin hacer, la cita del lunes, las finanzas en acomodo, la descarga sin escuchar, el cuento sin escribir.

Hoy ha venido la muerte a llamarme al silencio, dejando el cuerpo tirado sobre el computador a medio adelgazar, a medio dejar de fumar, a medio padre y medio amarte, mientras duermes, justo cuando  lo demás es silencio y apenas, dios me medio salva, y alguien tenía que decirlo.

Los ojos muy rojos en el espejo, la vida que se va ajena, las uñas comidas y la vejiga sin vaciar, el niño que llama a su madre a encontrarme, la madrugada sin acabar; hoy la muerte me ha llamado al olvido y me resisto a despertar en el mar donde duermes a mi lado, tan lejos de acá, mientras los gallos todavía no cantan, expectantes de la muerte.

13 comentarios:

Amorexia. dijo...

Qué se cayen los pájaros mañaneros que hoy vienen a echar a perder mi muerte...

Luna dijo...

Hermoso.

Y la muerte serena no se impacienta ante las interrupciones, más tarde vendrá y traerá consigo invitaciones nuevas.

Mery dijo...

No se si seria capaz de encontrar un buen momento para morir, al menos por ahora no, quizá mas adelante cuando queme mis naves.
Besos

A. Catalina dijo...

Me ha gustado mucho... Mucho!

delfin en libertad dijo...

Me encanta el tema de la muerte, esa, que dispuesta nos mira con recelo al amanecer y perdona en el crepúsculo... a veces. Muy bueno Amorexia! Un abrazo!

Luissiana Naranjo dijo...

mágica muerte que se asoma de lloviznas, saludos, me encantó!!

Luissiana Naranjo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luissiana Naranjo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diang dijo...

Tus muertes siempre son geniales, envidiables. Pero prefiero leerla en tus cuentos cuanto sea preciso, antes de verla llegar.

Soy Onix/Dsnfok2, con nuevo nombre, pero la misma esencia de siempre.

Abrazos.

Michel Martínez Deb dijo...

Increible entrada como siempre .... ojala la muerte pidiera permiso y te diera tiempo .... eso es todo lo que pides cuando llega ...Michel

www.micheldeb.tk

www.lamalapoesia.tk

Cin dijo...

Aún le siento miedo a la muerte, por la propia los temores se esfumaron, pero la muerte de mis amados, uf!!! a esa le temo.
Siempre quedan cosas pendientes

jordim dijo...

la muerte es muy suya

Mixha Zizek dijo...

Tu blog me pareció muy interesante desde el nombre. Esta entrada es una bella prosa poética sobre la muerte, me gusta , besos