viernes, octubre 08, 2010

Al mar.


Mis pensamientos me han traído de vuelta al mar. Enciendo otro cigarro mientras cae la noche.
Los porteños corren a refugiarse de el gigante en los bares, la oscuridad es como una cortina que tienden en la playa y que ahora me sirve de refugio.
Se alejan los pescadores, se van los turistas, alguna que otra pareja distraída se queda a enamorarse, la brisa de Puntarenas es un canto de sirenas que los atrae a este olvido con el que me cobijo, pero esta noche deseo soledad, fumar, emborracharme de arena y sal, hoy soy territorial y extiendo sobre mí un aura de temor que los aleje, el mar ruge y se altera conmigo, aunque seguimos tranquilos, sentados cada uno en su sitio.
Cierro los ojos y levanto la cara en mi ritual mientras pasan de lejos buscando un parque con más luz que la chinga que se enciende cuando la respiro, creo que nos quedamos solos, me relajo un poco más, ahora puedo estirarme, le doy un par de subidas más al cigarro hasta que el calor llega a mis dedos; tiro la chinga a la arena, la chaqueta me pesa, me estorba, la pongo al lado, estiro el cuello, estiro los brazos, arqueo la espalda, extiendo las alas aletargadas de esconderse y se liberan con toda la envergadura de esta noche en que mis pensamientos me han traído de vuelta al mar, estiro mis pensamientos, los ordeno en la playa, voy sabiendo de nuevo la jornada, la ordeno en recuerdos, encrucijadas mientras voy relajando el cuerpo y devuelvo la mirada a la playa y danzo el ritmo de la mar, y ahí están ellos, con los ojos como platos asombrados de mi sombra, tratando de descifrar la silueta alada, no lo dije pero fui claro, quiero calma, esta noche solo yo y el mar, mis recuerdos, mis dioses y mis demonios. el destino de algunos se escribe por la mala fortuna, estar en el lugar equivocado basta y esta noche no es buena para estar entre el manto que los porteños conocen y respetan y el gigante que canta oscuro e inmenso, basta un segundo, el espacio es poco, el tiempo lento para lo que sucede en segundos, me abalanzo sobre ellos, no tienen tiempo de correr, enseño los dientes, las garras, las alas, muerdo y desgarro, el mar cómplice se encargará de los cuerpos mientras me relamo la sangre inocente de quienes invadieron mi espacio; ella muy joven, él muy cobarde; y tan agitado como el desenlace de ambos, que inocentes y ajenos vinieron a enamorarse, vuelvo a mi lugar, con dos almas más a cuestas que ordenar en la playa; mientras el mar se lleva su parte y retoma su lugar; relamiendo la misma sangre que termino de limpiar con la lengua en mis dedos y mis alas oscuras; como amantes que se saborean por última vez antes de caer rendidos; y nos quedamos solos, como saben los que están en los bares que debe ser, vuelvo a estirarme, repito el ritual de expandirme en la arena y me chupo la sal de los labios; saco el paquete de la chaqueta y el encendedor, y enciendo otro cigarro mientras rio la calma de esta noche que con mis pensamientos me ha traído de nuevo al mar.

16 comentarios:

Luna dijo...

Muy bueno, me identifiqué bastante, recordé un poema que adoro de Benedetti:

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.

isla dijo...

Deshora... vuelta a "volar".. como siempre amigo "Increíble"..
siempre consigues que me quede clavada en la pantalla.. vi-en-do "tus imaganes".. en tus palabras..

un beso
isla

Luissiana Naranjo dijo...

me dejé ir en tu mar, y anoche me asomé a la barandilla y estaba allí, tan real como vos...
saludos

Cin dijo...

Escuché el mar... Atrapa este relato

yop! dijo...

Excelente!....=)

Andrea dijo...

"extiendo las alas aletargadas de esconderse"...Yo tambien, a veces las saco. Saludos!

delfin en libertad dijo...

Un relato que tengo que decir me ha enfrascado en miles de sentimientos en ese juego de transformaciones a travez de tus palabras de belleza, asfixiantes, misteriosas, brisa y sal, enmarcado en ese ambiente inolvidable del mar, lienzo portentoso, generoso que lleva y trae más allá de los sentidos...el mar. Uno de mis preferidos. Un abrazo.

Matilde dijo...

a veces me pregunto por que no me tome la pastilla que me lleva a la ensoñacion por siempre, y hoy me encuentro con esto, con el mar que tanto me atraviesa, asi tambien tus letras, maestro literario


un abrazo tremendo

andrés dijo...

Ya deberia conocerte lo suficiente para haber evitado pensar que era un angel en su serenidad, en paz y armonia con el mar- pero asi es la oscuridad absorvente de Amorexia.

Un beun relato men, como siempre - un paseo por la fantasia de mi mente que crea las imagenes que tus palabras describen.

Un abrazo fren- excelente

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

UPS es Sublime , la oscura belleza de tu prosa nos atrapa como siempre esos contrastes y esos finales que te caracterizan que me llevan desde esa imagen del mar que nos identifica porque somos agua,,, gotas que siempre terminan en el mar que nos dio origen...Nos envolvés ahi en ese manto de soledad y mar... y saltás a morder y hacer sangrar gente jajajaja ...En ningún momento dejas de desplegar tus alas... En ningún momento dejás que el que te lee deje de volar.
Al mejor estilo...Amorexia.
Excelente!
Ahh o soy bastante bol... como decimos en bs as..pero no sé darle compartir a tus textos via face para que mis amigos los lean le doy al share y hago ´líos! Abrazos y mi respeto, cariño y admiración!

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

UPS es Sublime , la oscura belleza de tu prosa nos atrapa como siempre esos contrastes y esos finales que te caracterizan que me llevan desde esa imagen del mar que nos identifica porque somos agua,,, gotas que siempre terminan en el mar que nos dio origen...Nos envolvés ahi en ese manto de soledad y mar... y saltás a morder y hacer sangrar gente jajajaja ...En ningún momento dejas de desplegar tus alas... En ningún momento dejás que el que te lee deje de volar.
Al mejor estilo...Amorexia.
Excelente!
Ahh o soy bastante bol... como decimos en bs as..pero no sé darle compartir a tus textos via face para que mis amigos los lean le doy al share y hago ´líos! Abrazos y mi respeto, cariño y admiración!

MaLena Ezcurra dijo...

Juro que a medida que iba leyendo se me clavaba la imagen del mar en los ojos.

Una maravilla son tus letras.


M.

Joha dijo...

Que rico suena el momento, la eternidad después de amar...

Rebeketa dijo...

No tengo palabras suficientemente profundas como para describirte lo que me has hecho sentir... el mar en su inmensidad siempre me ha atrapado, igual que tu relato. Yo también defiendo mis momentos con uñas y dientes. Tanto que, más de una vez he tenido problemas con los que me rodeaban. No sabes cuánto me identifiqué... como dije, sin palabras. Gracias.

Un saludo,

Rebeca

Cynthia dijo...

"...el espacio es poco, el tiempo lento para lo que sucede en segundos"

Emborrachase de arena y mar, chupe la sal de los dedos. El mar complace y cumple con sus deseos Alonso.

No deje la chinga tirada en la arena, que las olas se la traga y luego la vomita -son malas para la salud.- Está claro, eso usted ya lo sabe.

Volvamos a la calma, a la sangre aguada, a las alas negras, a la apreciación joven y cobarde.

Besos sinceros,
Cyn.

Germán Hernández dijo...

El texto está muy bien logrado... lo de la chaqueta me parece fuera de lugar.

Pero siempre es recurrente en tus textos lo del tipo que fuma mientras reflexiona sobre su existencia, lo que cambia es solamente el escenario.


Saludos!!!!!