jueves, agosto 19, 2010

Sin pecado concebido

Toda esa gente congregada frente al monasterio, la prensa, los fieles, los incrédulos, y ella tan solo una chica cargando una panza, frente a todos, en medio de tantos hombres de Dios con aires de año de jubilación y alegría santa. No faltaron las ofrendas, los regalos, los que fervorosos pedían milagros, o los que se persignaban repetidamente esperando quedar bien cubiertos de la gracia de la joven, que desde la tarima aguardaba temblorosa e impaciente su turno de virgen.

Monseñor se levanto de su asiento y pidiendo calma con sus brazos a la multitud y la prensa, hablo presto en el micrófono. Los vítores de los fieles, las preguntas de la prensa, el miedo de los creyentes temerosos, todos fueron uno ante sus palabras: "la joven novicia María está preñada de 8 meses de un crio, que ante total falta de evidencia de desfloración en ella tras severos exámenes médicos o experiencia sexual que la manche de pecado de carne según análisis psicológicos, no cabe duda de que se trata de un milagro que el Señor nos ha otorgado como muestra de su poder!"
Nunca hubo tanta alegría en el pueblo, ni tantos periodistas, los hoteles llenos, las fondas abarrotadas, fiesta y devoción!; "de igual forma Satanás habita en ustedes, aquellos cuyos razonamientos siembran duda y cuestionamiento! ay de ustedes que dudan de nuestra virgen! la virgen de todo este pueblo de Dios! Podemos asegurar que el caso de la novicia María se encuentra bien documentado y que no se trata de un ardid para desviar la atención de los escándalos por abusos sexuales cometidos por Satanás y en donde se han visto inculpados algunos sacerdotes que Dios ha puesto a prueba!"
Pero los escépticos no iban a quedarse cayados desde la multitud, y una avalancha de cuestionamientos cayo a los pies de la novicia junto a las rosas que los creyentes lanzaban cerca de sus tobillos descubiertos & que el sacerdote nuevo miraba fijamente mientras que ella para su condición de religiosa y de niña se veía radiante y hasta sensual ante los ojos de el joven sacerdote recién ordenado que servía de cuidador de la buena conducta y la seguridad de las novicias por la noche.
"No podemos asegurar que el niño sea un mesías pero sí que se trata de un milagro, y no descansaremos hasta esclarecer todos los temas tendientes a este caso previo a la beatificación de María y el reconocimiento total de el Vaticano de este milagro"
Y entonces esta mujer que viste toda de negro y velo, que con ojos de malicia se adelanta a la línea policial y de prensa mientras le grita a la joven: "niña! pero puedes asegurar que esto no te lo ha hecho un hombre? Cómo es el espíritu santo?" y la muchacha y su panza que se apresura a contestar sin el permiso de sus celadores "es una sombra color piel que jadea en la oscuridad y suda sobre mí, que me pide que haga cosas, que me purifique en él" y ante el morbo satisfecho, la mujer no dice palabra alguna y da un paso atrás, mientras hay revuelo de gozo y bochorno en la multitud y el joven sacerdote se en carrera en aclarar nervioso y torpe que él mismo es responsable de la seguridad y bienestar de las novicias y que la acusación es ofensiva y contraria a los principios de fe cristiana, mientras tira al suelo los lentes al tratar de tomar el micrófono con rapidez, y la novicia en su estado se agacha a recogerlos mientras se encuentra cara a cara acuclillada frente a él, y con la mirada cómplice y sonrisa pícara dice mil cosas que le han prohibido hablar, y le rosa las manos mientras le entrega de vuelta los lentes a un sacerdote balbuceante y abochornado, que apenas atina a decirle mientras ella sonríe: "benditas sean tus manos y tu boca María"

12 comentarios:

conejo gris dijo...

tengo poco que comentar, saludos no más..

delfin en libertad dijo...

Carajo con ese nuevo sacerdote...recién ordenado y buen cuidador, jejeje,
Lamentablemente seguirá ocurriendo, hay de todo en la viña del señor. Un fuerte abrazo.

Cin dijo...

La iglesi, siempre inventando "buenas" teorías.

isla dijo...

¿por qué nadie cree en el "milagro"?
está claro que soy muy inocente ó que creo en los milagros tal vez...( ironía..)pero que conste que lo he dicho en voz alta ..

He disfrutado leyendo, tal cual si viera una película.
Un abrazo.
isla

Palas dijo...

excelente... es bueno volver a visitarte Amo...

charlotte dijo...

jaja, muy bueno, un abrazo grande Amorexia!

Wílliam Venegas dijo...

Definitivamente, te pueden considerar un escritor "maldito", como a los poetas franceses. Un saludo amigo, y a la familia, a ver cuándo nos encontramos de nuevo.

Adrián dijo...

Me gusta el ritmo que tiene este cuento.

Noto que es un estilo distinto al que acostumbrás, eso también me gusta.

¡Bendita tu boca, María!

-así, sí me haría creyente-

Lilith dijo...

Que bonita historia, lo prohibido es mas fogoso, me recordo a la novela del amor y otros demonios.

Me gusta pensar en sacerdotes guapos que tienen sexo, que banal soy, perdon.

Danilo Mora dijo...

Un relato exquisito. Sobrio y humano.

El final es de película.

Amigo, genial como siempre.

P. Vargas dijo...

Mae me gusto como decidiste mandarte a pista con este tipo de textos, de verdad que esta bastante interesante, bien polémico, pero con una dosis de actualidad que no puede evitar que surjan este tipo de pensamientos... como siempre, un final que te deja con ganas de más...

Saludos bro, nos seguimos leyendo, un abrazo!!

the lines on my face dijo...

el final me causó una carcajada... muy buena rítmica ;)