lunes, agosto 02, 2010

Ella


Como quisiera poder levantarme de esta silla, golpear la mesa, mandarte al diablo, salir por esa puerta y no verte más, dejarte con todos tus reclamos y tus impertinencias en la boca, dejarte llena de poder inútil y falso, porque ni tus amenazas ni tu prepotencia tienen injerencia sobre mi; y sin embargo, no puedo, bajo la mesa y mirándome esta ella, que no tiene la culpa de nada, halando mi pantalón y pidiéndome que la alce para sentir seguridad, misma que extrañamente consigue de mí, que ando siempre tan perdido e indeciso.
Tu continuas con su ritual inútil, ni siquiera tienes el respeto de mirarme cuando hablas, continuas en lo tuyo, apurando una mala y desganada comida en la cocina, pensando saberme por completo, si supieras que tu retahíla para mí es solo un eco, son reclamos y exigencias que no pienso cumplir y que no me importan, porque aquí esta ella, le sonrió, tan pequeña me responde, sus manitas me toman la cara, acurruca su cabecita en mi hombro, sé que debo llevarla a salvo conmigo para escapar de este infierno, y entonces sigiloso me levanto de la mesa, te dejamos hablando sola, nos encerramos a oscuras en el cuarto, empezamos el juego, escala por la pared y el techo lo ilumina todo, sube, baja, se me tira encima, ríe! yo la sigo, juego con ella, nos revolcamos jugando en la cama, le beso, me muerde, y nadie se espanta de la alegría en este juego, no lo notan, no existe, es solo entre ella y yo, nadie lo entendería tampoco; finalmente y cansados, sonrientes caemos rendidos sobre la espalda, me mira como si se tratara de un héroe, yo la veo como la héroe que es, lloró de alegría por tenerla, luego de miedo por dejarla, finalmente de rabia por su ausencia, porque cuando trato de volver a abrazarla se desvanece y la pierdo nuevamente, sé que volverá en otros sueños y en mis noches, sé que mora en el viento cuando cierro los ojos y la escucho reír, que juega con mi cabello mientras la pereza me hace quedarme en la cama en las mañanas, que vendrá a revolotear en mi cama y a que juguemos a que soy el padre que no tuvo por no haber nacido, y ella a ser mi fantasmita, y la pensaré cada vez que necesite y cuando no, volveré a mi realidad terrible entonces sin tenerla y ante su ausencia de repente despierto del letargo, en la misma mesa, mientras tú sigues tu discurso pretensioso y represivo, me miro el pantalón ausente de ella; nadie tira de él, el espacio vacío de sus manitas y su risa, y renovado el viento que entra por la puerta de la cocina me lleno de una extraña alegría nueva, ella me susurra el valor que necesito, golpeo la mesa, te mando a la mierda y ante tu mirada incrédula me voy a la cama, feliz de tenerte a salvo de mi infierno. Dormiremos hasta tarde hoy.

15 comentarios:

Marco Cañizales dijo...

Este fantasma es reincidente en tus relatos, o similares, y tienden a desencadenar mucha fuerte en la narración.

Empieza como un algo my cotidiano, muy común, que va in crescendo hasta convertirse en la situación amorfa que vivimos todos y callamos tratando de vivirla de forma que parezca normal y cotidiano, cada quien con sus fantasmas propios.
Sería interesante una coleccion de estos fantasmas tuyos.

Saludos,

Rebeketa dijo...

Me gustó mucho este relato... duro, como la vida, y dulce y tierno, como los sueños que nos ayudan a combatirla, y que nos tiran del pantalón para darnos fuerzas.

... me gustó mucho tu relato.

Un saludo,

Rebeca

Lolita y El Profesor dijo...

Relato fuerte, del tipo que nos tienes acostumbrados, Amorexia.
Relato duro, situaciones reales, pensamientos raras veces confesados.
Y ese fantasma recurrente...

El Profesor

Joha dijo...

Me gusta cuando lo cotidiano cobra vida en las palabras, se vuelve único! Diferente, especial.

Un placer pasar por aqui, saludos.

Sabina dijo...

jaja wow..! me gustó, mucho.
también dormiré hasta tarde.

dèbora hadaza dijo...

que nostalgía de la ternura perdida no?

todo por ella aunque sea un fantasma!

Luissiana Naranjo dijo...

Me encanta ese desgaste por la insolencia que se vuelve trivial en muchas relaciones, y lo has descrito muy fluídamente!

Adrián dijo...

Me gusta el ritmo de este cuento, está muy bien hilado.

La urgencia que va aumentando del último párrafo. Muy bien

sandra dijo...

a veces la fantasía puede salvarnos de la insoportable realidad... lo que sea con tal de seguir teniendo fuerzas...

RECOMENZAR dijo...

Tu alma con la que juegas .....................es interesante como cada lector te vee y nos vee cuando escribimos
Tu juegas con tu alma a ser lo que quieres ya que si lo dijeras no como un juego seria triste...... ya que todos tenemos la necesidad de vivir nuestras vidas como querramos pero sin fantasmas..
ya que ellos nos oscurecen momentos que quedan dentro nuestro..
..........y nos pesan tanto que no nos dejan volar........... con las alas del alma....
Me voy y sigo leyéndote Volveré volando......

Cynthia dijo...

Muy lindo, ojalá sea...

pura imaginación.

"... me mira como si se tratara de un héroe, yo la veo como la héroe que es..."

Un gusto, Alonso ¿verdad?

Cyn_thi
pd: Me gusta mucho el video de las flores. Es, muy interpretable.

P. Vargas dijo...

F..ck!!!!

Que pedazo de relato...

Me encanta ese tipo de texto donde nos llevas por la historia a tu antojo, desvelando con pequeños trazos una obra maestra...

Buen post bro, saludos!!

andrés dijo...

Puña men ese lado oscuro tuyo tan real en nuestra sociedad... esa cruda forma de relatar lo cotidiano... grande como siempre men, genial!

Saludos

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

fuertísimno...la descripcion de la escena en la cocina.. todo...increíble como nos metés dentro de la escena y me trensmitiste la impotencia de mandar a la mierda a alguna gente.. e irse a dormir...Al mejor estilo AMOREXIA. Toda mi admiración para vos!

KagosaVampire dijo...

siempre hay una razón... para aguantar o para explotar...