sábado, julio 10, 2010

Dios es amor, yo no.


Yo mato a todos mis personajes en los cuentos por que los odio, tal y como dios (el tuyo, el mío, cualquiera) nos ama a todos...


Para que enemigos, con un dios vengativo e intolerante?

28 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Fuerte tu reflexion... me hizo pensar en mis personajes y sus finales.

MentesSueltas

Rebeketa dijo...

Un buen final no significa que los personajes no deban morir. La muerte forma parte de la vida, es una realidad. Enmascararla siempre con historias con finales felices es no afrontar que la muerte es parte del camino... un final como cualquier otro.

Nitos dijo...

Una de las razones por las cuales soy lo que soy.. como dicen que es un dios de amor? no lo es.. simplemente no lo es..
y tras de todo es orgulloso, venimos aqui a la tierra para adorarle, y luego cuando estemos en el cielo, todos los días y a cada momento le vamos adorar.. o sea.. wtf?
simplemente son cosas tan pequeñas que uno se pone a pensar que son razones suficientes para creer si hay o no hay un dios..

saludos,

Sathyr dijo...

Viceral, simple, al punto, como un cafe instantaneo...
Me parece rico el comentario. Liberador si se quiere.
Yo tambien he matado a mis personajes, es un paso necesario algunas veces.
Animo que aun faltan mas !

Asturiela dijo...

no había conocido a un humano que se atreviera a hablar de la estupidez o la belleza que es dios (además de mí) pero aún sé fervientemente que no puedo juzgar por derecho propio lo existencialmente inexistente.

un beso y enhorabuena el habernos encontrado.


supongo que si lees mi postada, me odiarás también y eso sería al igual que si te gusta un alhago.

P. Vargas dijo...

Es amor, y fuego consumidor. Yo creo en ello. Si tomamos en cuenta estos tiempos, aplica la ley de la siembra y la cosecha. La gente escupe contra el viento y no quiere luego que le pegue en la cara.

Y si, yo también mato a mis personajes. Porque? Porque de pequeño me pareció muy irreal las historias que escuchaba en la radio y en la tele. Todos esos finales felices. Demasiado fantasiosos. En escritura, no hay como el "cualquier cosa puede pasar"

Saludos!!

Karo (K-Vampi) dijo...

Uno mata a sus personajes porque no tienen vida propia, si no lo hace uno, quien?

Dios en cambio no necesita siquiera meterse en esto, nosotros nos matamos entre sí.

delfin en libertad dijo...

Me encanta el título y lo que manifiestas, matar es un lujo, un derecho incuestionable del que escribe, un privilegio hacerlo, desmenuzarlo, satisfacerse y seguir libre para un nuevo encuentro y un oscuro final si se quiere.
Yo me he matado muchas veces, pero siempre salgo airosa...por el momento. Ah, y los enemigos...esos que sigan pasando por el puente, algún día tambien se derrumbará. Me ha encantado. Un abrazo!

Mario_ergosum dijo...

Creo en Dios, y que es amor. Cada quien tiene libertad para creerlo o no.
Me parece curioso, yo también he matado a mis personajes, aunque en ocasiones mi personaje ha sido la propia muerte.
Saludos...

Apple dijo...

y para ti, dios es un señor?

Amorexia. dijo...

pues no, la verdad debería ser una señora...

wílliam venegas dijo...

Un gran placer fue el encuentro del otro día, quién sabe qué autor nos hizo encontrarnos. Su reflexión de ahora me recuerda a aquella película: TRUMAN SHOW.

isla dijo...

Si.quizá Dios debería ser "una señora".. (lo relaciono con la capacidad de procrear...)
Deshora... matas a tus "personajes" por imperfección? ¿eres tan exigente...?
A mi me parecen siempre tan "increiblemente sublimes".
Sobre Dios (lo escribo con mayúscula inicial - cosas de cuando estudiante -) es amor...(título), ¿de dónde crees que proviene tu "odio"?
el odio, el rencor, la envidia,etc. creo que son "malformaciones" ó "mal aprendizajes" del amor...
Perdona.. no sé si me explico siquiera..
así y todo.
un abrazo enorme
...y por favor.. sigue creando y "asesinando" tus personajes...algún día quizá dejes de odiarlos y no los mates más..yo seguro te seguiré..
isla

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

A imágen y semejanza...Creando.Jugando con el lodo y las palabras. Magnífico juego y criaturas que nos muestras con tus letras.

Totalmente a imágen y semejanza...
Un inmenso abrazo...

Amorexia. dijo...

sinceramente, el momento más sublime de cada quién, personaje o no, es la muerte, por eso no puedo dejar de escribirlo.

No los odio, en realidad tal vez los amo, pero trato de justificar, desligarme, de sus oraciones & agradecimiento por los faores concedidos, por que he de suponer que cuando mis personajes piden y oran, lo hacen a mí, como muchos lo hacen con ese que llaman Dios.

Deshora.

Willian! maravilloso el encuentro, tenemos que lograr uno más extenso.

Gracias a todos por sus comentarios, me encanta esta interacción. =)

Sabina dijo...

mis personajes soy yo y mi quimeras, si llego a acabar como ellos... bendito sea!
un beso.

Joha dijo...

pocas veces mato a mis personajes, la muerte es una acción tan sublime para mi, que casi nunca siento la necesidad de resolver mis conflictos con ella. Es sagrada, es darle un sello de oro, un final trágico y cautivador, conmemorar sus vidas, por eso casi nunca los mato, para que mueran dentro de su insignificancia cuando nadie los esté leyendo.... jajajaja... cuando los mmentos mas impactantes de su vida ya han sido drenados para alimentar las páginas de mis cuentos. Creo que eres benevolente. Les das su importancia, y finiquitas su vida, dramática, única, especial... :)

Saludos compañero.

El Crucificado dijo...

Matar...matar...se siente bien hasta pronunciarlo.

Saludos;

El Crucificado...más que nunca...

H3dicho dijo...

Aunque digas que los odias, los amas porque son tu creación, y aunque los matas, lo que haces es pasarlos a mejor vida =)

O acaso matarlos no beneficia la obra universal?

saludos

Alejo dijo...

Y bueno, que se puede esperar de la creación humana no?!
Saludos

ÓNIX dijo...

Siempre he admirado tu particular ateísmo... Sin embargo no es un secreto para ti mi creencia hacia un Dios...

Me gustó este comentario:

Karo (K-Vampi) dijo...
Uno mata a sus personajes porque no tienen vida propia, si no lo hace uno, quien?

Dios en cambio no necesita siquiera meterse en esto, nosotros nos matamos entre sí.




Besos Amorexia

MAR dijo...

Somos angeles y demonios...las dos caras de la misma moneda.
Besos para tiiii.
mar

Luissiana Naranjo dijo...

Si se vale cuestionar a Dios porque no a todo el mundo!!
así debe ser, así debemos ser, una interrogante permanente!
abrazos y saludos

RECOMENZAR dijo...

Vos escribis sobre eso y eso te hace diferente ya que desnudas momentos cuando escribis tus letras

RECOMENZAR dijo...

Vos escribis sobre eso y eso te hace diferente ya que desnudas momentos cuando escribis tus letras

Marco Cañizales dijo...

Mae, que post más largo. Cansadísimo leerlo.

Germán Hernández dijo...

No se debería tomar a la ligera el tema del escritor como creador y demiurgo, es de hecho uno de los debates más antiguos en la literatura…

Por eso, cuando el “autor/creador” mata a un personaje le ofrece acaso una salida? Parece que no, de hecho, algunos personajes a pesar de su muerte trascienden a pesar de su autor, y se vuelven más reales que sus propios creadores…

Pero me parece que el texto no iba por ese camino o con esa intención, me parece que más bien era un guiño un poco efectista, provocador nada más…

Saludos!!!

Adrián dijo...

Muy bien, déles bastante palo.

No se lo merecerán, tal vez... Pero nadie le pide cuentas a dios