lunes, mayo 24, 2010

El fondo oscuro de el agua.


Tan solo miro el fondo oscuro de el agua de esta poza a espaldas de la barriada, a lo lejos se escuchan los gritos, los perros, la búsqueda, como la llaman por su nombre sin respuesta, todo el barrio junto al fin tratando de hallarla, yo con ellos lejos un segundo, apartado de todos, me mirarán y algunos pensarán que descanso, o que la mirada preocupada se me pierde sobre el agua, a fin de cuentas soy el vecino que se ofreció a buscar de primero, la teoría no es nueva, como van a sospechar entonces de mí, si hasta lloré con su madre?

La mirada perdida no es cierta, solo verifico y repaso mis movimientos de anoche, estoy seguro de que nadie me vio invitarla a pasar a la casa, estaba toda mojada por la lluvia, todavía cargaba los cuadernos de el colegio, preocupada por la hora, la convencí de hablar yo mismo con sus padres para que no la castigarán, le ofrecí un paño, un chocolate caliente, secarle la ropa antes de llevarla a casa.

Cuando volví a la sala la encontré secándose el cabello, yo de vuelta con una jarra humeante me sentí hombre y me deje llevar, sus pezones nuevos tras la transparencia de su blusa me hicieron morderme los labios, sé que se sintió abrumada cuando tome el paño y empecé a secarla, no dijo nada, solo se estremeció mientras me miraba con miedo; le pedí que no temiera, le dije que estaba linda, estaba inmóvil por el miedo, la bese y solo pudo tragarse el miedo, saltó sobresaltada pero no movió nada, empezó a temblar, me miraba con terror y yo la calmaba.

Lo demás es confuso como este fondo negro en el agua, se dejo de todo, paralizada por el miedo; yo me deje llevar, asustado cuando lloraba le pedí que se callara, que fuéramos amigos, que mantuviéramos ese secreto, pero lloraba más y más y eso me llevo justo a donde estamos ahora, finalmente cuando se calmo, retire mis manos de su garganta, sin duda estaba enojada conmigo, pues quedo mirándome fijamente sin decir palabra, discutí con ella, le rogué, la rete para que no me delatara, finalmente me cobije en la madrugada para traerla aquí, donde todos la buscan ahora sin encontrarla, la vestí con el quimono de la muerte, y me dolió dejarla aquí de nuevo sola, yo no la buscó porque sé donde esta, solo quiero asegurarme de que no hable, de que no me descubra ante todos, de que no responda ningun llamado, que ni siquiera mueva el agua o de pronto asome sus ojos fijos que me miran desde el fondo, alguien me toma por el hombro y me consuela, me invita a seguir ayudando, abandono el letargo en un sobresalto, mientras vuelvo a ser el vecino que a todos ayuda, ella de nuevo mojada como anoche, tan asustada y tan quieta, es una buena chica pues no dice nada, sé que está molesta porque la veo mirarme fijamente desde el fondo oscuro de el agua, pero no responde a los llamados de todos, y el por que no llegó nunca a casa, será para siempre nuestro secreto, los perros y los gritos se alejan, conmigo, con todos.

14 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Es que acaso se podrá confiar en alguien?
Te he leído y un escalofrío recorre mi cuerpo de sólo pensar cuántos y cuántas estarán por ahí, aguardando... Excelente Amorexia. Un fuerte abrazo.

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

impresionante como te metés en ese relato como protagonista...Desde el comienzo nos tenés en vilo,no sea cosa que salga un hacha de la pantalla jajaja :Tu gran talento hace que sienta que estoy leyendo al homicida relatar su acto y me olvide por instantes que el que escribe esta ficción es nada más ni nada menos que Amorexia! La verdad nunca probé escribir un relato de esta forma...
Menos mal que conocemos tu gran talento porque esto es tan real ... Felicitaciones ! che me voy por un café doble...me dejaste con temor hasta de la pantalla...Grande Amorexia!!!

Lolita y El Profesor dijo...

Magistral manera de contar desde dentro y desde fuera...
¡Escalofriante la objetividad del relator!

El Profesor

Mario_ergosum dijo...

Wow!!! Increíble, demasiado bueno. Sentí cada palabra del relato.

Sabina dijo...

qe intensidad... ¿como dejar estos textos?... me quedo. un abarzo y dejemos que todo fluya.

Sabina dijo...

Un verdadero gusto tenerte. Gracias. aqui estamos los escritores para apoyar y esquivar los mierdasos que tiren. Un abrazo. Buena vibra che!

Sandra dijo...

guau!
ultimamente han habido tantos casos parecidos en las noticias.. pero nunca deja de asombrarme tu capacidad de trasformar lo espantoso en poético (espantosamente poético) y desde el punto de vista del criminal.. cómo das vueltas las cosas! como eres capaz de ver, y de hacernos ver el otro lado, el que para el sentido común sería el más terrible, que haces que cada vez que te lea me sienta yo también monstruosa, por encontrar agradables, buenos, potentes tus textos, a pesar de las temáticas que pudieran ser tabú, y termino identificandome también con el lado oscuro... versiones de víctimas ya tenemos bastantes.

Pobre Ofelia contemporánea..

Luissiana Naranjo dijo...

hay una afixia en la lectura!!
me gusta la imagen pues apetece flotar y flotar da una sensación de soltarlo todo!! saludos

andrés dijo...

Excelente y escabroso el proceso mental - te deja frio el pensar que ese alguien esta ahora ahi afuera, acompañado por mchos iguales a él que guardan secretos mientras familias enteras lloran.

No hay derecho...

Excelente men, como siempre

RECOMENZAR dijo...

Tu capacidad de crear me asombra leerte me deja pensando....... Contanos mas de vos ¿quien sos? por que escribis? hacia donde vas?
beso con hora.

La Dama de Cristal dijo...

Tan real!... que asusta

BSS!

wílliam venegas dijo...

El asunto es que este relato logra trastricarse en las emociones de uno más fácilmente por su narración y por su estilo de narración: dos cosas distintas.

(Tal vez si corriges el títulos: "del" y no "de el")

Amorexia: sé que le va a gustar este tema sobre nuestro Ministro de Cultura en mi blog. Lo invito a participar con muchísimo deseo de que lo haga.

Josefina la Ballena ☺ dijo...

frio, panico, soledad, maldad y llanto.

Esto ya paso aqui, besos Maestro

ÓNIX dijo...

Es tan impresionante la manera como escribes y como te internas en los huesos de un homicida...

Da miedo de sólo recorrer esas líneas pero se siente jodidamente genial saber que eres tú quien tiene ese talento magnífico.

Es tanta mi emoción que no dudé en darle RT a tu post desde twitter... Por cierto, te sigo...