lunes, mayo 17, 2010

Desnuda mentira cristiana.

Desnuda y herida en sus creencias cristianas en la cama de un motel, incapaz de reponer lo que había perdido, azorada por la conciencia y la culpa lo beso con la pasión reprimida, él aún sin saciar el deseo y el triunfo de tenerla en su cama, le mintió de nuevo como parte de su juego y por que en el fondo no quería verle ahí tan triste, en su cabeza retumbo de nuevo la frase que la llevo allí, demasiado joven, demasiado enamorada, crédula e inexperta terminó en sus brazos, en su entrepierna, en su boca, contra todo el dogma que apostó inculcar en él, consolada en la posibilidad de haberlo enganchado al darle eso que juró guardar para cuando su dios la bendijera con un marido.
Quiso llorar pero no parecer demasiado niña, el trato era muy simple, ella trataría de convertirlo al cristianismo y él de seducirla; en parte ella estaba de acuerdo con la parte de él, para ella sería también una forma de probar su fé y convicciones, aunque lo reprimía; a él le atraía el juego de ella, igualmente dispuesto a poner sus ideales en juego, aunque fuera por sexo nada más. El amor era mentira en cada extremo, el supuesto amor fraterno y de hermano de fé que ella conseguiría de ganar la apuesta, el te quiero falso que el esgrimiría con tal de llevarla a la cama para probarle que dios existe y esta en el sexo.
Mintió y ella acumuló sus mentiras; él fingió interés en sus temas; los de ella; para acercarse; simplemente era imposible; él; sin matrimonio y externo a la congregación no era elegible para el regalo de su entrepierna, pero estaba allí, desnuda de pies a cabeza con su sexo en la vagina, era cínico y despiadado, indomable, pero era un caballero, cariñoso y cuidadoso, un buen mentiroso, se sintió amada un rato, luego sintió vergüenza, dibujo una sonrisa de esas que a leguas se ven falsas, él la complació acostándose a su lado, jugando con su cabello, jurándole amores eternos que no remediaban nada, pero que ella admitió como ciertas para salvarse de el dogma que la atormentaba.
Cómo llegó hasta ahí? Cómo admitió profanar así su destierro a lo humano por la fé? El pecado consumado, el perdón vergonzoso, la desdicha de ver que había perdido no solo la apuesta si no también el misterio tan guardado de su sexo, y para que?, justo para entregárselo a un no creyente que era el diablo en su cama?
Lo amó sin saber por qué, sin hallar la respuesta en su libro sagrado que hasta entonces; en su limitada visión de mundo creyó tener cada sermón para responder toda pregunta, pecó de vanidad al sentirse deseada, la asustó el cosquilleo en el vientre, él pensar tanto en él.
Tanto temerle al demonio y evitarlo para que el fuera su maestro de cama, tan lindo, tan hombre, despiadado, volver a el esposo concebido por la iglesia, los guías y maestros; era imposible, ese tonto adoctrinado que seguramente ni se masturbaba, ahora había pecado hecho semen en sus nalgas, el placer que seguramente un Cristo crucificado lloraba, todo lo que era malo había sido consumado, se entregó a él demonio tanto y tan fácil que manchada y de saberse, sería expulsada para siempre de los elegidos para el cielo asexual prometido desde chica.
Todo era malo, el placer, el encuentro, el sexo en la boca y en posiciones sodomitas; “el amor no es para los ateos” le dijo alguna vez, él le sugirió que el amor era solo la pasión con compromiso, una reacción química de ocho años, tal como lo leyó en alguna revista pseudocientífica, eso fue un dardo mortal para ella, desnuda, joven, inexperta, comenzó a llorar, no queriendo que terminará así, él, esbozo un último dibujo de su mentira, la golpeo directo en el alma, le saco una sonrisa, le tranquilizó un poco la angustia y la culpa: “y si te digo que te quiero?” pregunto sonriendo mientras se acercaba a ella y le besaba el cuello, de nuevo se entregó a el demonio; quizás él tenga razón, y Dios no sea parte de este juego.

19 comentarios:

Luminicus dijo...

Magistral!!!
Un besote

KagosaVampire dijo...

me ha gustado demasiado!!!

nuestros miedos, para algunos se llaman dios, para otros moral, hacen que todo nos parezca malo...

al chile que bueno esta

Sandra dijo...

dios esá en el sexo.. el chico tiene razón ;)

jaja! excelente!

saludos

Mario_ergosum dijo...

Una forma extraña de ver la fe, sin duda.
Saludos...

Stema dijo...

Toda ese pudor, ese dolor, por ver sus manos, sus muslos, su cuello llenos del pecado del q tanto le hablaron. Pero, pecado o no, le gustó y eso fue lo más confuso...
Le puedo asegurar q así es...

Saludos!

xwoman dijo...

Siempre encuentro en tus narraciones un mundo de de imágenes "negras" que nos llevan a un interior que muchas veces tememos descubrir.

Ten cuidado con el uso de adjetivos y con los sonidos que se repiten. Para serte sincera no me acostumbro a la falta de contracciones.

Por otro lado, el asunto de la fe es un tema delicado y es muy cierto que la sociedad religiosa reprime conductas sexuales, pero lo más lamentable es que se reprima el amor en su total libertad y placer.

Un abrazo!

wílliam venegas dijo...

Lo bueno de leer este blog es que deja una sensación de agradabilidad en uno, aunque lo narrado no lo sea. Con usted, su arte se entiende bien en la obra que usted produce (la materialidad de la imaginación). Un abrazo.

wílliam venegas dijo...

Creo que el fondo negro con letras delgadas no es un buen panorama para leer, sobre todo su lee uno de día. Debieras pensar en otro diseño.

delfin en libertad dijo...

Terrible concepción de fe que lo único que lleva es a vivir en oscuras cárceles e insondables laberintos de culpa. Excelente Amorexia, crudo y real lamentablemente. Un abrazo!

ÓNIX dijo...

"El Amor no es para los ateos"... Sin duda alguna noto que causó polémica mi frase y eso me encanta, admito que la polémica me produce morbo...

Cuando escribí eso en uno de mis post no lo hice cuestionando a quienes no son creyentes y menos con aires de fanatismo. No soy cristiana, es más considero que mis actos están muy lejos de llegar a ser lo que difunde una iglesia. No creo ni siquiera en ellas, pero si en Dios. Hay muchas maneras de llegar a él, de hecho creo que casi todos los caminos nos conducen a su encuentro.

Se que no crees en un ser superior y lo consideras irreal y es válido, cada quien tiene derecho a sus creencias y hay que respetarlo. Sin embargo, para mi el amor es tan magnífico que lo asocio a un sentimiento más que humano, es algo sobrenatural y lo vinculo con algo sagrado, por eso escribí de esa manera. Siempre he pensado que los ateos no han logrado apreciar la grandeza y majestuosidad de la creación y a eso llamo amor.

Tu post como siempre, me deja helada y con muchas ganas de leer más... Este sin duda alguna es uno de los mejores escritos tuyos que he tenido la oportunidad de devorar...

Mis saludos y respetos para ti...

Besos...

Chocolate dijo...

increíble, me encantó como haces para que unir temas tan importantes como la religión, la fe, el amor, el deseo, el sexo, etc.
excelente relato

(:
gracias por compartir.

Lemon Guy dijo...

Auuuuuuuu, pero se siente tan bien todo lo q hace mal.

SAMADHI dijo...

No hay nada mas grande que el amor... porque Dios es amor. Buena nota, me identifique con ella aunque lo trate de negar.

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

Luissiana Naranjo dijo...

Me recordó mi época crédula!!

aprecios y saludos poéticos

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

Anorexia... te lei hace unos días pero blogger me acusaba de hereje y torquemada me rondaba.... así que huí como una preciosa rata antes que me prendan fuego jajajaj
Tocaste un tema bien fuerte... la educación que reprime y sataniza al sexo , haciendo más hincapié en ése que en otros pecados.... la que muchos recibimos, la que nos hizo estar llenos de culpas...
Y al mejor estilo Amorexia!!! genial!

Joha dijo...

¡Hola! Me gusta como fluye tu texto, veo todo claramente. Todos tenemos motivaciones para cada accionar. Y en el juego de dos, ambas se enfrentan con posibilidades infinitas. ¡Hay que saber jugar! Y eso nunca lo terminamos de aprender.

Saludos.

andrés dijo...

cada uno con su juego y su discurso, buscando ganar, buscando convertir, al final es de una u otra forma, satisfaccion.

Muy bueno men

Mucha de la Torre dijo...

Tu texto complejo diferente donde las palabras se enlazaqn entre ellas y vos