lunes, febrero 15, 2010

Tarde.

Cuando eres viejo, el tiempo trasciende a dimensiones complejas que irónicamente simplifican todo, simplemente ya no te importa tu andar, la vida de otros es rápida, pero tu vas a tu propio paso, mientras el tiempo pasa una y otra vez a tu lado, tu ya no te esmeras en alcanzarlo, de igual forma este ya no te persigue.

El tedio no parece afectarnos, un momento largo frente a una ventana puede convertirse en minutos, en horas, ya no cuentas las gentes que pasan por allí, ya no importa que se acerquen las cinco o las ocho, la tarde puede pasar frente a tus ojos inamovibles de la ventana, o puede de pronto una voz cualquiera sacarte de el tedio a tan solo unos segundos de perderte tras el reflejo traslucido de tu cara frente al vidrio.

Esperas, y ya no lo haces, no te causa ansiedad la noticia que no llega, la persona ajetreada que tiene que venir, estas viviendo el día a día a cuenta gotas, si mañana no llega no importa, y si llegara a pasar, es otro día mas igual que el hoy, ayer se vuelve una carga pesada, cada día acumulas un ayer que fue alguna vez mañana para un hoy que ahora trascendió como un atardecer que sumaste a muchos que ya has vivido.

En el hospital la vida se vuelve todavía mas lenta, los médicos pasan, las enfermeras entran y salen, los enfermos entran, algunos nunca vuelven, aunque supones que les paso, no sabes nada, la mente esta embotada de estímulos, o de la falta de ellos, solo esperas que de pronto aparezca un médico tras la puerta y te dé noticias de ella, ella que pasa los días allí y siempre vuelve a suceder lo mismo.

Miras una revista, mañana vuelves a verla, la viste ayer también, apoyaste la palma de la mano sobre el vidrio, seguiste tu sombra con el paso de el sol desde el amanecer hasta la noche, para ti ambos son un solo acto, de no ser por los momentos en que la luz entra por la ventana, y los que un fluorescente zumba tratando de hacer conversación, no habría diferencia, todo seria lo mismo, y no aparece el médico, ella no vuelve tampoco, que los retarda?

Todo es un mismo día largo y corto a la vez, saltas de una visión de insomnio a otra, en algún momento simplemente la somnolencia te gana los momentos en que quisieras estar alerta por si el médico trae noticias, o por si ella vuelve, igual la gente entra y sale y con los días, dejan de ser todos distintos, empiezas a reconocerlos, sabes sus historias, a quién visitan, los males de cada uno; una señal de tiempo sin duda, pero ya eres viejo y la rutina significa poco, al menos pueden ver a sus seres queridos, yo sigo esperando noticias de ella, o que el medico venga y diga algo que me saque de el tedio, nada sucede.

Fijas los ojos en la puerta, y no hay relojes, ni días ni noches que sustenten algo mas que este letargo, finalmente el tiempo se detiene. La enfermera atraviesa la puerta y me mira apurada y con pocas esperanzas, anota algo en el expediente, detrás de ella viene el médico, parece traer malas noticias, estoy aturdido y no entiendo lo que le dicta a la enfermera, me cubren con una sabana, abandonan el cuarto, de pronto la gente de afuera de la ventana retoma el ritmo, el tic tac de un reloj lejano no me interesa, ahora sé que vendrá ella a llorarme, yo la perdonaré por que no me intereza ya que llegara tarde.

15 comentarios:

Josefina la Ballena ☺ dijo...

no me esperaba ese final , q triste

MarySandel dijo...

Magnifico...
se siente la espera sin esperar y el tiempo en cuenta gotas.
Triste, como una tarde con nubes.

saludos
mary

Sabina dijo...

qe impactante y sobrio.
gracias por escribir asi y regalarnos tus historias. un abrazo

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

ese tic tac de reloj que se asemeja a gotas de suero... la espera...y lo que llega a dehora esa palabraq ue tu usas tana menudo...
Qué cosa....cuántas cosas llegan a deshora...
MI estimado amigo... justo ando leyendo un libro sobre el perdón que anda revolucionando mis dos neuronas...y Ese "yo la perdonaré porque no me ..." me dejó en un silencio profundo... BUeno tus textos nunca pasan desapercibidos! jajaja esta vez o necesité un café doble...pero me dejó un silencio profundo y enriquecedor!
Abrazos para vos en este momento y que no lleguen a deshora... Gracias!

Terox dijo...

Cuantos hay que nada más esperan la sábana...

MaLena dijo...

Un sendero por donde todos transitaremos, sería soberbio llegar a viejo con alguna esperanza entre los dedos.

Un texto sublime!!


Te abrazo largamente compañero.



M.

RMC dijo...

Muy bonita la imagen, con triste final pero buen texto,
feliz semana.

andrés dijo...

Triste y melancolico fren pero inevitable, hay una sabana para cada uno de nosotros, la pregunta es Cuando?!

Saludos fren

Asterión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Asterión dijo...

Amorexia: bienvenido al Directorio, donde he agregado este blog, en la letra A:

www.directorioblogscr.blogspot.com

Si gusta, puede enviar una descripción del sitio. Asimismo, lo invito a seguirnos, a aportar sugerencias, información, correcciones y demás. También, se agradece la difusión de la idea y un enlace en su sitio.

El directorio está abierto a colaboraciones, sobre todo si son de carácter crítico sobre temas como literatura, blogs o arte en general.

www.asterion9.blogspot.com

Saludos y gracias por pasar

delfin en libertad dijo...

Un texto bastante descriptivo, anguloso, triste, melancólico al ver el inexorable paso de los años en un lamentable estado en el que no cuenta ni se espera nada. Gracias por tu visita después de tanto tiempo. Ahi estamos cuando gustes. Un placer leerte. Un fuerte abrazo.

ÓNIX dijo...

Cómo lo haces???

Que manera tan fascinante de escribir.

Nos regalas lecturas totalmente atrapantes y siempre (por lo menos en mi caso) quedo con ganas de más... De leerte tantas veces...

Fantástico... es lo único que puedo apuntar...

Simplemente, me encantas...

wílliam venegas dijo...

El FIA: ¿Ministra miope? ¡Polémica!
este y otros artículos con comentarios polémicos en
http://lahuelladelojo.blogspot.com/

Kimbertrancanut dijo...

En la ancianidad...todo es relativo...es como saber cuando vas a morir y aceptarlo...claro que cada uno lo lleva de distinta manera...Un muy buen relato entrañable sobre estos días del mismo color del final de la vida...la espera y el conocimiento humano...Abrazos vivos para ti

María del Carmen dijo...

UN ESCRITO SOBRIO, ELEGANTE CON UN FINAL TRISTE.

MUY BUEN TRABAJO LITERARIO DÓNDE SE DENOTA UNA MUY BUENA TÉCNICA DE RECURSOS EXPRESIVOS.

EXCELENTE POST, ACOMPAÑADAO POR UNA IMÁGEN QUE POR SI TODO LO DICE.

LUEGO DE UNA AUSENCIA PROLONGADA RETOMO ESTE MEDIO , LAS CAUSAS LAS RELATE EN

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM
AGRADECIDA POR TUS DECIRES Y PRESENCIA TE INVITO A PASAR A RETIRAR LOS REGALOS DEJADOS EN MIS BLOGS Y EL REGALO DEJADO EN LA SEGUNDA GALA EN

WWW.COSECHADESENTIRES.BLOGSPOT.COM

AGRADECIDA POR TODOS TUS DECIRES TE DEJO MI CARIÑO Y MI PAZ MARYCARMEN

WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM