miércoles, diciembre 16, 2009

Cincuenta ofrendas para la virgen de Sábato.


Extenuado por el dolor causado por la última aguja clavada en su espalda, y desmayado de llorar por un par de horas, le despertó el aire fresco que se cola entre el piso de tierra y la puerta de latas de el rancho donde su madre; trabajadora doméstica; le deja cada día al cuidado de su abuela.
La vieja aprovecha el especial odio que siente y objetiviza contra el pequeño cada vez que le ofrenda tortura a su virgen; esta toda vestida de negro en su altar, con su cara de calavera, parece reír cada vez que la abuela sostiene al niño sobre sus piernas con una mano, evitando que este se le escape al retorcerse por el dolor infringido, mientras con la mano izquierda clava agujas en su cuerpo y recita extrañas oraciones que espera le deparen prosperidad.
Empieza a dejar las agujas dentro del cuerpo de el pequeño espera con ello contentar más a su sádica santa de los muertos y los demonios, quizás así llegue la riqueza, antes de que el pequeño cristo lleno de heridas y acostumbrado al terror de el dolor infringido perezca de ofrendas bajo la piel.
La abuela cuidadosa, cura tras cada rosario perverso por encima las heridas, sin marcarlas; luego deja al niño hecho polvo en el piso de tierra, le quita de encima las hormigas que llegan a lamerle las llagas y los puntos de las agujas en la piel, para que nadie le reclame.
Aquella tarde de diciembre Pablito despierta en el suelo, la brisa veraniega y la frescura invernal de fin de año son una, no siente dolor en el cuerpo, nada le punza por dentro, respira hondo y profundo, abre la puerta y se va, jugando con el viento, detrás de un rayo de sol, deja atrás 50 ofrendas para Sábato y un cuerpo hecho polvo, la abuela que recién lo descubre se prepara para llorar a su nieto, piensa que decirle a las autoridades y a la madre; que “seguramente lo mato la bruja de la vecina que la odia”, que “yo pensé que estaba dormidito”.
Sonríe pensando que los vecinos vendrán con ayudas y atenciones, y consuelos en efectivo; se inca frente al altar para agradecer a su virgencita que sonríe con su risa de calavera, agradece y sonrié hasta quedarse dormida, entonces el viento entra riendo por debajo de la puerta, le mueve los risos al niño que parece sonreír, bota una vela de el altar y lo incendia todo.

14 comentarios:

cHoli dijo...

Muy bueno, muy bueno.

En algunos momentos me descoloca con los tiempos verbales, reviselos un toque, porque enreda la lectura.

Por ejemplo:

"La vieja aprovechaba el especial odio que siente y objetiviza contra el pequeño" Empieza en pasado y sigue en presente, en la misma oración y eso lo siento como un error de redacción.

Me cuadra mucho la caracterización de la abuela (vieja sádica y cochina).

GAlcidesS dijo...

*llagas

Cruel pero certero.

Saludos.

Amorexia. dijo...

Gracias por las observaciones.

Marco Cañizales dijo...

Me encantó a la vez que me impactó, luego de odiar tanto a la abuela, el final fue abrupto, inesperado pero ante todo, te lo agradezco.

Marco Cañizales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Igna dijo...

Maravilloso texto! por Dios no puedo creer que escriba esto tan bien!

LIFE dijo...

ay amorexia!!!excelente relato amigo... tienes esa forma ... bien por el final! que ya necesitaba un café enorme y doble...Lo tuyo es un relato...pero el caso del niño de dos años en brasil con 42 agujas no...Nos llevas a un clima tan especial y sentimos esa ficción que tan bien manejas...y afuera la realidad es tan escabrosa....cuanta atrocidad hay en el mundo....cuántos seres que sufren en silencio y solo los libera la muerte...Un abrazo enorme amigo y mi admiración para tus letras!!!

MentesSueltas dijo...

Hola Amorexia, pasaba a saludarte y me llevo esta joya... excelente.

Me sumo a los comentarios previos.

Te dejo mi mejor abrazo.
MentesSueltas

Garganta Ardiente dijo...

Excelente!! Me llevó a muchos lugares!!! =)

Rumiando recuerdos!

KagosaVampire dijo...

que miedo

Julio dijo...

Compa la verdad es q está muy bueno...

...

andrés dijo...

Una historia llena de crueldad e ignorancia, de ritos y aodraciones que no desaparecen de nuestra cultura, excelente relato men, excelente!

Me encanto el final del fuego

John dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
BETTINA PERRONI dijo...

FELIZ AÑO 2010!

Los mejores deseos para ti y los tuyos.