lunes, mayo 25, 2009

Mariposas en la pared.

Ya antes fuimos libres, por eso nos duelen las cadenas, los grilletes, los muros, los prejuicios; por eso recuperaremos el cielo ardiente, sus nubes quemadas y su aire tóxico, levantaremos de nuevo las montañas leves y verdes de las cenizas y basureros; no habrá misericordia hacía ellos, ni sus mujeres ni sus niños, ni los no nacidos por que ahora somos libres, por que ya no estamos bajo su zapato, por que ya no importa nada mas.
Nos volvimos animales mecánicos.
Día a día, y justo; como en una película de ciencia ficción, las máquinas nos fueron dominando, no por la guerra, no por la fuerza, simplemente limitaron nuestra libertad a unas teclas, a una pantalla, cada vez mas chica y mas chica, la gente dejó de verse a la cara pues siempre tenía la vista fija a algún dispositivo móvil, moderno, con interfaces y conexiones mas rápidas y efectivas que las de la conversación humana, el intercambio de caricias, una sonrisa, una mirada.
Entonces llenamos las paredes de mariposas disecadas.
Dios no estaba allí ni en ninguna otra parte, aunque algunos hablaron de él, pasaron desapercibidos; además nadie lo programó jamás, ni se hicieron oraciones virtuales; llenamos de muros la mirada y la gente colgó pixeles y bytes en ellos, como insectos sobre estéreofon sostenidos con un alfiler en medio, y nos conformamos con eso, por que la luz de los monitores nos atrajo como polillas a los fluorescentes, y apagamos las luces y nos quedamos a oscuras para ver mejor.
Siempre que miro televisión pasa algo malo, he de ser un ave de mal agüero.
Vi en vivo la explosión del Challenger y al Columbia volver a la tierra envuelto en fuego, vi coronarse a aquel dictador que asesino a tantos en su pueblo, vi caer Down Jones una y otra vez, aviones estrellarse contra edificios con gente, asesinatos en vivo, suicidios y pánico en las calles, por eso decidí apagar el televisor, para que no pase nada malo.
Entonces nacieron las redes sociales.
Tuvimos sexo en línea, chateamos, homogenizamos, nos reunimos, mentimos y reinventamos, elecciones virtuales, virus, vacunas, cursos y trabajos, miedos, retratos, literatura! Nicknames! Arrobas, aventuras, juegos, second life y enciclopedias, blogs y foros para ser humanos; recorrimos el mundo y bajamos discos, pagados, pirateados, consentidos, fuimos al cine, compramos entradas; dinero virtual, cuentas en china, video conferencias, eventos masivos con la taquilla sin vender, un día decidimos no salir nunca mas a la calle, todo era tan cercano como nuestra velocidad de conexión, todo a un clic de distancia, y el mundo quedó desierto, obsoleto, fuera de línea, fuera de la red, facebook, hi5, twitter, y ese gigantesco google y casas sin puertas ni ventanas, un modem era el centro de todo.
La muerte era solo una conexión menos.
Y tuvimos hijos virtuales, aprendimos a criarlos como tamagutchies con una sola vida, no recuerdo haber escuchado un solo llanto, o una sola risa de un niño en muchos años, y un día finalmente extrañamos el sol, el mismo día en que ya no hubieron mas poetas, el mismo día en que nos dimos cuenta de que éramos esclavos, que mientras socializamos, el mundo se fue apagando y que la red un día se caería, dejándonos ufanos, moribundos, abandonados; que tendríamos que levantarnos de la silla y apagar los monitores.
Ese día llegó.
Salimos a las calles llenas de recién levantados, y el mundo muerto y quemado nos recibió como un último golpe de realidad. Algunos se desconectaron tan solo, a los demás los matamos nosotros, sus mujeres, sus niños, los no nacidos, y sin reparos de eternidades, nos levantamos a reconquistar un mundo que se negaba a ser virtual, como el alma.
Sucedió, el mundo no esta escrito en binario.

18 comentarios:

A dijo...

Amorexia, que relfexion y mayor aun el reto.

Algunos amamos ciertas cadenas. Odio admitrirlo, pero podiaria ms no reconocer mis debilidades.

Gracias
Besos enclaustrados
A.

Ka-tica dijo...

Amorexia, excelente...
quiza la idea sea, tener un pie en la pc y otro en la realidad, en la tierra mojada, en el llanto del hijo q llama y en la vida cotidiana!

muy descabellada no es la idea...
asi q al parecer es un llamado de atencion exquisito1

=) Saludos!!

Marco Cañizales dijo...

Mae, excelente de verdad muy bueno.

Esta frase lo resume todo: "por que la luz de los monitores nos atrajo como polillas a los fluorescentes"

Homo surfus dijo...

Mae, muy real, muy lamentable, el mundo debería probar un día de estos estar sin internet por 2 horas... sólo para probar... sólo para recordar cuán libre somos...

Excelente post!

Luis Molinah dijo...

que buen titulo!

*CaleidOscópica dijo...

todo se reduce al toque. cuando sientes el toque de otro ser humano, su corazñon latiendo a la par del tuyo, su respiración causando efectó en tu piel, entonces te das cuenta que el mundo no podría ser escrito en código binario. todavía hay esperanza de sentir, de vivir y morir con el placer del toque.

muchos saludos! y ya no ande ausente!!!

Cynthia dijo...

Un relato sentido, reflexivo, narrado desde el corazón mismo de la mirada objetiva.

te abrazo y te dejo un gran beso.

muak

Zepol dijo...

Bravo amigo, ya me hacia falta volver por acá.

Tantos motores y tan pocos corazones.

Genial como siempre.

andrés dijo...

El mundo lo estamos escribiendo en binario, cada vez nos des humanizamos y decidimos q es mas facil mandar una birra virtual acompañada de un emoticon para mostrar nuestro aprecio.

Salimos a fumar y la gente lleva sus Iphones, chatean y conversan ignorando a las personas que tienen al lado.

Me contaron un chiste te lo paso x mail mejor, es u link, un tuiteo...

Vieras como pienso en este tam men, como estamos perdiendo la capacidad de relacionarnos. Perdemos calor humano por llamarlo de alguna forma.

Como en los blogs, somos amigos sin conocernos pero deberiamos hacerlo... socializar old school, dar la mano porcina y sentarse a conversar sin necesidad de tuitear todo lo q se diga!!

Saludos men, exc post

antonio dijo...

el título es precioso.
Gracias

Oceanida dijo...

Que razon tienes y que escalofrios dan.

Es como una premonicion amigo.

Como siempre excelente escritura. Gracias por venir siempre a verme.

Besos mil para toda la familia Amorexia.

MAGY dijo...

porque nos convertimos en máquinas programadas para la monotonía, sin ni siquiera deternerse a sentir el viento que roza nuestro rostro o la luna que ilumina la noche y todo se vuelve tan normal, tan sencillo, tan falto de inspiración y de aire hasta que el vuelo de una mariposa llama la atención de nuestra mirada

Saludos Amo me encantó como siempre

digler dijo...

creo que lo irreal de nuestro mundo no se puede comparar con lo real del mundo a través de un monitor...

aunque a veces si

Chocolate dijo...

Ya no hay pie atrás, ahora tenemos un reto por delante.

:)
au revoir

Palas dijo...

no me queda mas que afirmar lo que ya te han dicho, un post exc, una reflexion que nos llega sin duda y unas imagenes que calzan a tus palabras...

Besos Amo...

delfin en libertad dijo...

Por todo eso que dices es que creo que no debemos perder nuestro norte, nuestra libertad, del modo diferente que tenga cada uno de sentirla y vivirla, no perder un abrazo cariñoso, acortar distancias aun en el exilio, hablar aún en el silencio. Muy buena tu entrada, llena de inquietudes concretas. Un abrazo.

Wilhemina Queen dijo...

QUIZÁ EVITAR EL EXCESO DE COMUNIDADES, REDES SOCIALS, BITES Y LA MAR CIBERNETICA SEA LA MEJOR SOLUCIÓN PARA NO QUEDARNOS SOLOS Y ABANDONADOS.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

ES UN CUENTO TUYO;PERO ES UNA REALIDAD QUE ATERRA.LOS MÈDICOS YA TENEMOS CLASIFICADO EN EL MANUAL DE ENFERMEDADES MENTALES DE LA OMS EL SÌNDROME DE AUSENCIA PRESENCIA.
YA NO HAY CARTAS DE AMOR.
YA NO HAY AMOR.
NO HAY CARTAS.
DEBO DECIR QUE ME GUSTÒ TU TEXTO,Y ME DIO MIEDO.