lunes, noviembre 17, 2008

Morfina.


Finalmente inyectó morfina a la mujer, tras revisar sus amarras en la cama.
Ella despierta, y con una mirada lastimosa agradeció el gesto, después de todo.
Las sábanas blancas daban para pensar en un hospital como escenario, la mujer, entretanto, no dejaba de mirar a su enfermero, perturbada en su mirada, mientras él; mas que tranquilo preparaba todas las herramientas a usar.
Tomó la mano izquierda de la mujer y le lamió uno a uno los dedos, no desaforadamente, si no de forma pausada, casi erótica, mientras ella miraba atónita e inmóvil por las amarras desde la cama de sábanas impecables.
Entonces comenzó a comerle una a una las uñas de los dedos, lento y profundo, sistemático, mientras su cara impasible contrariaba cada vez mas a la de la mujer que agitada trataba de zafarse de sus amarras y comenzaba a mutar su angustia en terror, al tiempo unísono que la morfina empezaba a hacer efecto.
Con la misma tranquilidad pasmosa aplicó; él; el torniquete, mientras con la miraba exigía y trataba de transmitir tranquilidad a la mujer, ya para ese momento aterrorizada.
Así entonces empezó en el dedo meñique, y fue levantando con la ayuda de una pequeña cuchilla la piel de los dedos y la mano, que antes de devorar quemó con el soplete que tenía en la mesa de el instrumental. Aderezo algunos trozos con salsa tártara y aceite de oliva, y en algún momento, hasta trato de convidar a la mujer con un gesto de camaradería y simpatía.
Para entonces los ojos de la mujer eran un grito desesperado, que la morfina y la mordaza previamente aplicadas no dejaban salir.
Dedo por dedo, tendón por tendón fue limpiando la carne hasta los huesos, y relamió cada uno de ellos ante la adormilada pero aterrada mirada de su víctima, quién severamente saltaba de estados de conciencia e inconsciencia a somnolientos disparates, mientras él sistemáticamente quemaba con el soplete la carne que iba quedando descubierta, cauterizando, finamente, esterilizadamente; hasta llegar justo dos centímetros antes de el torniquete, en la muñeca.
Solo entonces el hombre se limpio la boca y las mejillas, y con la devoción de médico que su estatus le agregaba, procedió a cortar el hueso descubierto de aquella mano con una sierra quirúrgica, vendó el muñón, y determinó en los ojos de la mujer la locura encubridora de su acto, obsceno y caníbal.
Se masturbo sobre su víctima y finalmente reparo en acariciarle el cabello, entonces la mujer entregada al terror, la locura, el cansancio y la morfina descansó.
El limpió su instrumental y apunto en el registro médico sus observaciones, antes de alejarse por el pasillo.
Ella lo vio de reojo mientras se alejaba, y con la mano derecha sosteniendo el muñón de su mano izquierda, ya no sabía si soñaba, o si la morfina le hacía alucinar. Mañana todo estaría mas claro.

68 comentarios:

Luz dijo...

Interesante tu post, Hannibal Lecter en campo, solo que me voy al trabajo sin ganas de desayunar.
No importa ya se me pasara. Saludos a deshora, (nunca mejor dicho).

La Morada dijo...

Uff! Aún lo estoy repasando!!
Que repulsivo pero a la vez contagiante relato.

Tan cerdo y tan mágico. Tan inhumano y tan corporal.

Estamos todos acaso tan desquiciados??

Saludos Amorexia! Excelente relato.

Será que voy a soñar con eso? Ya lo veré.....

Isa dijo...

Emmm ... Extraño tu relato.. no sé , me hizo pensar en cosas que por lo general nunca pienso y es que no todo es rosa como mi mundo a veces me gusta pintarlo, no?..
Saludos Amorexia.. Saludos

andrés dijo...

Que oscuro fren... demasiado! Estilo Hostel esas historias sond emasiado oscuras y lo mejor de todo, probables, la experiemntacion con la carne y dolor humano... !!!

Muy bueno men

la sombra misteriora. dijo...

No tiene que ser un acto, puede que sea solo un sueño, la pregunta es:

la morfina como alucinogeno oi anestécico?

Muy bueno, muy crudo. Esta bien atreverse a escribir cosas distintas.

Terox dijo...

Sí, Hostel revuelto con Hannibal, y un toque de Sin City.

Yo creo que es un sueño porque al final ella tiene las manos libres (mano y muñón, más bien).

SABRINA FISCHBERG dijo...

Uf terrible.

Justo para esta semana que tengo que dar coloquio de dictaduras latinoamericanas, y me toca hablar de represión.

Me incomodó la crudeza.

Besotones!

JGM dijo...

Mae, busque a Dios!

jeje no no, para ser sincero me gusto bastante el relato, me provoco bastante repulsion pero aun asi no pude dejar de leer hasta el final.

Me imagino al "doctor" dando media vuelta con su maletin medico, con la sensacion de haber hecho bien su trabajo... pero con la gabacha blanca teñida de sangre, saliendo asi a la calle en busca de un nuevo paciente... que miedo!



Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que terrible pesadilla digna de un sádico, definitivamente las pesadillas rondas nuestras mentes y nos hacen vivir experiencias que parecen reales.
Saludos

Atina dijo...

Oh por Dios!!!! Ud deberia tener una camara en un mi teclado para que vea mi cara!!! Me mori..... hasta asco me dio!

Rajado amorexia, ud lo mete dem a uno en los post....

Postee mas seguido!!!

Mitzy Mendoza dijo...

Repulsivo... y tenebroso

drania dijo...

me dieron ganas de vomitar.

Mariela dijo...

auuuuuch!!!!!!!!!!!1

macabro amigo!!!! me dolió la piel entre los dedos y hasta sentí los muñones...

Princesa Hinamori dijo...

A estos relatos siempre les huyo, me da pánico, pero cada paso era tan calculador, cada paso era extraño.

Fue horrible la sensación de ser espectadora de esto y no poder hacer nada, aunque... tampoco sé qué hubiera hecho, creo que no hubiera tenido la fuerza de aplicarle morfina a este "doctor".

Y al terminar también me sentí impotente, tener que esperar al otro día para ayudarla, quedé paralizada, pero uff, ya aterricé.

Debo agradecerte por llevarme a estos estados?

Que relatos!!!

Zepol dijo...

Excelente!! Me encanto! Me revolvio las entrañas y los pensamientos... parecido a lo que me hace una canción de rock con whisky.

Bravo!!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Le vi cara de Hannibal Lecter al doctor!!!!!!
Aaauchhh

Tengo algo en la garganta que no me deja tragar... Una sensacion como de grito!!!

Excelente texto

charlotte dijo...

Reales con morfina y sin morfina.
Vaya pesadilla!
Un abrazo grande!!!

Alejandro Trejos C. dijo...

Guácatelas

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Por Dios ,amigo
Estàs llevando tu arte para escribir negro a extremos perfectos...
increìble argumento,nunca hecho en verdad..ni hannibal lecter lo iguala,y mirà que esa primera pelìcula en que lo vimos ha hecho historia.
mezclaste tan bien el horror del canibalismo con la suprema enfermedad del asesino que transforma su acto en una ciencia,su tècnica al màximo en infligir el mayor daño posibla.Bravo,bravo,bravo!!!!!!!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Yo, desde lo literario, coincido totalmente con el comentario de Mariel. Pero agrego dos puntos:
* Se me hace muy complicado ller letras blancas sobre fondo gris. Tengo dificultades visuales pero tal vez podría mejorarse el diseño sin cambiarlo del todo, para no excluir a los Magoo ja ja ja.
*Hay muchos médicos que tratan a los pacientes del mismo modo, sin llegar a comerle los dedos.
¿Dónde quedaron aquellos viejos médicos de familia?

un abrazo enorme, amigo
REL

El Heroe dijo...

Dolor y presición quirurgica...La muerte en guante blanco...El dolor revivido en todo su esplendor.

jalo dijo...

Un relato cruel y con fuerza, solo espero que nadie se sienta identificado con el personaje.
No vaya a ser que este relato le de ideas.
Muy bueno.

xwoman dijo...

me retorcí! me dio escalofríos! jajaja

Es uno de esos textos demasiado rajado para mentes light

;)
Genial

Barqueritos dijo...

Excelente el punto de Roberto, el ego y la mala praxis de algunos médicos superan la ficción!

dèbora hadaza dijo...

sincera y sencillamente aterrador

un abrazo con ojos de plato

*Caleidoscópica dijo...

buenísimo.

sólo tú haces que lo grotesco se convierta en deleitable.


un gran saludo, y gracias por tu comentario de ahora.


un beso

charlotte dijo...

vuelvo, para abrazarte y decirte que te deje un presente en mi blog, un beso grande, pasate!

charlotte dijo...

en solo una chica con tacos.

Gaby dijo...

wow siempre que te leo quedo anonadada de la manera en como escribes, y es que me transportas...

felicidades!

wow insisto esta buenisimo...


saludos

Evan dijo...

Dios mío!

Que relato tan bueno, me ericé!

Un beso amorexia!

Chocolate dijo...

Aún estoy perturbada, que relato mas, mas, mas, no se, fuerte, psicopático, enfermizo!!!
Excelente!! lograste impresionarme mas de lo común, casí morí! jaja

Saludos!

Joisy dijo...

Esta vez limitare mis palabras a decir que en su post, reflejo y vio por mis ojos... literalmente me traspaso


gracias por cuan extendidas palabras
y por el infimo roce en un alma


saludos

SarksTico dijo...

en buen ride.. los detalles ortográficos hacem muy ambiguas las cosas..

Finalmente inyecto morfina a la mujer, tras revisar sus amarras en la cama.

No es lo mismo que:

Finalmente inyectó morfina a la mujer, tras revisar sus amarras en la cama.

( la corrección ortográfica es una de las carreras que contemplé antes de iniciar Sistemas.. pero mis propios vicios ortográficos me hicieron desistir...)

De nuevo, es sin ánimo de caer mal.. y es que me imagino que como todo escritor.. si te detienes a revisar.. pierdes la inspiración..

habiendo dicho eso ( q metido por dios..)Tuaaanis el relato!!

Amorexia. dijo...

Gracias.
Y gracias a todos por sus comentarios, la verdad no me esperaba esta respuesta para este post.

A los que les dió asco lo siento, pero aveces hay tanta belleza en el mundo que hay que asquearse un poco para no vomitar.

Saludos a deshora.

mi despertar dijo...

Yo sin palabras ..........Lo que pasa es que hoy estoy timida. Fuertemente y sensual
Desde lo lejos te sigo

BETTINA PERRONI dijo...

Cuanto temor infundan esas mentes...

Demasiado morbo para mi gusto :S

pero impactante como siempre.

Saluditos,

©Claudia Isabel dijo...

Perverso el tipo! o tal vez ella solo alucina...espero no caer jamás en las garras de ese enfermero, ni de la morfina...
Excelente relato!
Un abrazo

Palas dijo...

una respuesta muy buena a un post extraordinario tuyo!

de que te sorprendes? jajaja

pero asco no me dio... hummmm... quede maravillada como siempre con tus palabras...

sera???' tu crees????

DEBERIA...

jajajajajaja

creo que si!

jaja

delfin en libertad dijo...

Me encantó, oscuro tenebroso, pude sentir el olor a sangre y verla escurrirse por las comisuras de sus labios, a pesar de todo le tengo horror a los hospitales. Muy bueno. Saludes.

conejo gris dijo...

desgarrador, impactante..

Adrian dijo...

Muy bravo el relato!!
me lo iba imaginando tanto que me dejo como un hueco en la panza....que siga que siga para saber el final!!!

Saludos

malena dijo...

Bueniiiiiiiiisimo!!! Todo a mi estilo gore, me encantó.
un beso

Cecitei dijo...

Escalofriante, pero como dice al final "mañana todo estaría más claro".

Errores ortográficos o gramaticales en el 5to parrafo "safarse= zafarse", 7mo"de el= del", "alginos= algunos, "tartara= tártara", en el 9no "relamio= relamió", "inconciencia= inconsciencia", "mientrás= mientras" y "hesterilizadamente= esterilizadamente"...

No es por mala onda, solo es que a veces soy un poco obsesiva. Saludos :)

Amorexia. dijo...

Ceci gracias! quedás contratada! buena falta me hace un editor!!!

Saludos a deshora, para ti y para todos.

Gracias por recibir tan bien esete hijo mio!!!.

Ka-tica dijo...

tus textos conmigo cumplen todo su cometido, se me encoje el estomago y se me eriza la piel....

...quiza esta es una de las razones por las que uno se pregunta, Como putas no enloquece la gente?

Saludos +D

El Analista dijo...

Mi querido amigo, un cuento negro que es definitivamente original, a veces es muy dificil hacer de un tema trillado algo original y vos definitivamente lo haces con gran soltura, mis admiracion.

maureen dijo...

un morbo, realmente fascinante
dark y prohibido
me gusto
saludos

Oceanida dijo...

Escalofriante.

Buenisimo.


Un abrazo enorme.

digler dijo...

aterrador,muy bien escrito, pero aterrador

Alejandro Trejos C. dijo...

Amorex, ayudame a divulgar el último video de mi blog

NTQVCA dijo...

Vaya!, esto no tiene que ver mucho con la amorexia!, oh si?

A dijo...

Bien, supongo que sabes lo que estas moviendo en montones de personas. Buen texto, sera que esto conociendo tu propia voz?

besos descansados
A.

Camila Mardones.- dijo...

amorexia y su obsesion por manitas y piecitos

MaleNa Ezcurra dijo...

Flasheo cuando leo tus relatos, el cuerpo me abandona como una matrix, no sé si deliro, qué sé yo.

Sos excelente!!!
Me invade el frío, voy por un vino.


Besos van compañero.


.

†Tobro InFernaL† dijo...

Excelente

†Tobro InFernaL† dijo...

Excelente

†Tobro InFernaL† dijo...

Excelente

el piano huérfano dijo...

intersante post
pero me da miedo
un beso

Ikannus dijo...

Wow, un caníbal piadoso. Usa la morfina pero se la come ante sus ojos.
Un enfermo mental metódico y cuidadoso, y pensar que el ser humano es capaz de eso y más.
En esa película de Hannibal Lecter cuando es jovencillo se ve eso y la razón del por qué ese mae se come a la gente y en especial las mejillas.
Muy buen relato, como siempre, y ésta vez muy diferente.

Saludos.

MentesSueltas dijo...

Las trampas de la mente... exquisito (si cabe el termino) relato.


Te abrazo
MentesSueltas

Luminicus dijo...

amigo, te juro que me dio miedo!!! me senti como la mujer que en un principio no entiende nada!!!
Deje el texto por la mitad y despues de darle mucha vuelta lo termine de leer.

un besote

Luminicus dijo...

amigo, te juro que me dio miedo!!! me senti como la mujer que en un principio no entiende nada!!!
Deje el texto por la mitad y despues de darle mucha vuelta lo termine de leer.

un besote

Camila Mardones.- dijo...

aún las manitos?

ardiQ dijo...

Me atrapó el nombre de tu blog, me hizo reir y pensar te felicito sigo escribiendo....

[ кeя ] dijo...

UF!! después de esto, cualquiera va al medico...

ya los primeros hominidos se comían entre ellos... realmente hemos evolucionado tanto?? sí, cierto, ahora usamos morfina. En Fin.

! DANGER

Enredada dijo...

terrible... el relato. La morfina, que calma el dolor en esos momentos horribles en el hospital, también nos hace alucinal... pero y si fué verdad tanta locura?
besos

La Dama de Cristal dijo...

Pesadilla o realidad? igual es sadismo y él personaje su máximo exponente.

Uyyy!!! me quede con escalofríos.

Excelente amigo.

Besos!!!

Cromatica dijo...

A mi me encanto lo meticuloso del relato, no hay duda que solo vos podes jugar con esos estados emocionales.
A la vez me evoco una pelicula que vi hace muchos años con Julian Sand, Boxing Helena, que por cierto la dirige la hija de David Lynch, Jennifer Lynch lo cual hereda el surrealismo paterno en esta pelicula.

Te dejo besos y abrazos.