martes, diciembre 18, 2007

La soledad que hay en tu vientre.



Laura se acaricia el vientre.
Le habla, Federico la descubre y se abruma, ella trata de esconderla, pero su mirada la delata, es el susto, y una impropia inocencia brillosa de quien ya no lo es.
Se le acerca y la abraza, llora, pone su mano sobre el vientre también, y con la pesadez de quién tiene una gran carga le pregunta por que?!; ella musita cualquier palabra, "es tan lindo estar así" y llora; "pero ya sabemos que pasará" él asiente con la cabeza, el vientre se estremece.
cada vez que ella había quedado en cinta había perdido cercana a la semana 20 a la criatura, un pedazo de humano formándose, que late y se aferra a una vida por demás perniciosa en su contra, y se escapa, se escapa indefenso y engendro fuera de un vientre que es incapaz de sostenerlo; mientras Laura, mientras ella se niega a no sentirse mujer aunque sea unas semanas, Federico se frustra y entiende, pero no entiende por que asesinar a tanto inocente... "amor, otra vez dejaste de tomar las pastillas, y la opción de adoptar?" Ella se calla avergonzada un momento, "no es lo mismo sentir esto, déjame ser mujer unos días, aunque después tenga que ver a mi bebé escurrírseme entre las piernas en ríos de sangre! déjame! a fin de cuenta un día de estos me muero y tu ya serás padre con otra! yo solo sirvo para soñar con este pobre embarazo hermoso y maldito!
Ella llora y Federico de un salto se levanta, lo escucha por la casa agitado hasta quedarse dormida.
Despertó, su vientre le ardía y la cama llena de sangre le hicieron saber que había ocurrido finalmente, otra vez abortada su femineidad, otra vez abortada su efímera alegría.
Olvidó con tristeza, guardó con rabia la última caja, era un maldito sin duda! Olvidarla de esa manera! Dejarla sola cuando más lo necesitaba!
Miró el espacio vacío que las cajas llenas de biberones, pañales y ropa de bebé que no llenaban el espacio donde el hombre que amaba guardaba antes sus cosas, pero la soledad de su vientre lo hizo inventar la distancia, abrazo su tristeza estéril mientras lo maldecía, cayo sentada en el piso frente al closet: mientras lloraba desesperadamente su soledad. Su vientre se volvió a estremecer, su mente empezó a volar.

35 comentarios:

Gabriela dijo...

Me pregunto de donde emerge tu imaginación morbida, pero a la vez, exquisita y entretenida.
Respecto al tema, vaya que debe ser frustrante para una mujer tener una perdida, en este caso, más de una, sucedera? de seguro. He conocido casos. Hasta tal punto que puede originar una mente enfermiza.

Un saludo Amorexia.

Evan dijo...

Debemos ponernos en el lugar de los dos, ninguno es fácil...

Ay Don Amorexia, me quedé triste con este cuento.

Un beso

Luminicus dijo...

Coincido con evan, me puso triste...

Es dura la realidad de aquellos que no pueden llevar a sus hijos en el vientre.
Es dura la realidad del que acompaña a estas mujeres.

Un besote

Jorge dijo...

Si alguién necesitaba un ejemplo de tristeza brutal y desgarradora, de un callejón sin salida, helo aquí, Impecable texto, Amorexia como siempre comunica en sus letras los sentimientos en escencia. Aveces te pasas amigo, pero esta bien, habla ello de tu calidad como escritor, y no es mucho decir, es lo justo.

la sombra misteriosa dijo...

Coincido en cuanto a la calidad de el texto, pero el tema puede volverse un poco pesado para algunos, me vi forzado a comentar (cosa que no hago siempre) para decirte esto, creo que ye es demasiada tristeza! sinembargo no sé si podrás explicarnos, como tantas veces has dicho, como encontrar belleza en esto? y disfrutarla.

Amorexia dijo...

Hay que mirar con otros ojos y sentir con otros sentidos, admirar la calma, el silencio, la soledad y la oscuridad, encontrarán belleza en todo ello, y en la tristeza, la necesitamos, es el yang de nuestraalegría y de nuestra vida iluminada, como saber que hay luz sin una hora oscura?!

Amorexia dijo...

Seis no!

JGM dijo...

Exelente... maquiavelicamente exelente.

Debe de ser muy duro no poder concebir.. ya sea hombre o mujer.

El post me dejo en shock... muy bueno!

MaleNa la porteña. dijo...

Nuevamente entro en apnea con tus relatos.
Siento que voy hacer un dibujo, un boceto con estas letras.
Mi mente tambien comenzo a volar.

Un orgullo para mi, contarte entre mis compañeros.


Beso.


MaLe.

Beryl dijo...

Yo estoy enamorada tu blog,la tristeza con que escribes.Me obliga hacer historias en mi cabeza.Gracias por hacerme disfrutar un momento en tu texto

Alucard dijo...

Muy crudo, muy cierto, exquisito al paladar intelectual. Lamentable la sangre que se derrama por un anhelo vuelto obsesión, frustración y desdeño. Tan corta la vida como la infinita alegría del engaño autoimpuesto.

Bettina Perroni dijo...

Amorexia... ojalá y esas historias solo ocurran en relatos ficticios...

Nadie puede entender una lucha, nadie puede comprender el dolor que produce, la pena... más que aquella que la padece. Y saber que muchas de esas luchas se llevan en el silencio.

Amorexia dijo...

Por eso hay que gritarlas Bettinna, por que mas que horrendas son cotidianas, y deben detenerse.

Amorexia dijo...

Podremos lograr algo? por lo menos ya no somos apáticos.

TRuLy dijo...




Me dejaste sin palabras :(


Buen post!


wílliam venegas segura dijo...

Amorexia: prefiero continuar nuestro diálogo en mi blog (cineteatrocr) y no en blog ajeno (chismiticos Lengua Larga). Pues bien: Sí creo que toda estética comporta una ética, hay un compromiso humano en el arte. Por ejemplo, no puedo aceptar una expresión artística que privilegie la tortura y la convierta en gozo. Gracias por intercambiar ideas. Ahí le dejé esta nota en los comentarios de la película "Michael Clayton".

Ricardo J. Román dijo...

Mmmmmm guao, escribes muy bien.

Besos.

Adriana Barrantes dijo...

El sentimiento de tener una vida en el vientre no tiene precio... realmente lo hace a uno sentirse mujer... la mezcla se sentimientos de miedo y duda con amor y felicidad es infinita.

Un abraso a todas aqueyas madres que hayan pasado por una experiencia tan aterradora como perder un hijo (nacido o sin nacer).

Atte
Adriana

Dioniso dijo...

Te dejo mis saludos.

Deseo que este año que viene sea de lo mejor para vos y los tuyos.

Saludos: Dioniso

Maria dijo...

Buen psot como siempre¡. Lo que es escribes no es lejano a lo cotidiano¡. Que triste que a la mujer se nos inculque que sólo somos mujeres si parimos¡, es un ejemplo de la presión que se recibe¡. El amor nunca se muere solo cambia de lugar, si no puedo parir adoptó.

Saludos y lo mejor para estos días y siempre¡

ƒяэåкª dijo...

que frustración ha de haber sentido...

Capitán Melcocha dijo...

Siempre es tiempo de comenzar de nuevo, y darle a la vida una oportunidad de hacernos felices.

Si la naturaleza no es benigna con respecto a engendrar niños, siempre esta la noble opcion de adoptar, que aparte de satisfacer esa necesidad (los niños adoptados se llegan a querer igual que un niño propio), le dan a un ser vivo la oportunidad de tener una familia en la cual crecer amado.

Que dificil este tema. En mi caso conoci personalmente a una mujer asi, una gran amiga que tuvo, luego de mucho esfuerzo y multiples perdidas (hablo de unas tres, al menos), dos niños preciosos. Sin embargo, luego intento tener a un tercero, el cual murio en su vientre como muchos de sus antecesores, y la muchacha permaneciò con el niño muerto en su vientre varios dias, sin permitir que lo extrajeran, aferrandose a la idea de que ese niño naceria. Fue muy doloroso para todos los que la queremos.

Lic. Mireya dijo...

Muy bueno, la locura también tiene cara de madre, saludos y felices fiestas!! Te invito a conocer mi nuevo blog temático.

Danilo Mora dijo...

Un relato realmente estremecedor. Oscuro, doloroso, descorazonado, pero extrañamente encantador! Tienes esa gran habilidad y nadie jamás podrá negarlo: navegar por lo intocable del alrma y hacer sentir una especie de dolor placentero.

Felicidades amigo.

El Analista dijo...

Una realidad muchas veces ignorada por la mayoría, condimentada con ese toque de oscuridad que te da característica.

Daniehlla dijo...

Amorexia...muy buen post. Siempre me dejas atrapada en tus letras, tienes una imaginación y una mente prodigiosa.
Vengo a desearte una Navidad super feliz, llena de todas las cosas buenas que bien mereces.
Besos.

Daniehlla dijo...

Amorexia...muy buen post. Siempre me dejas atrapada en tus letras, tienes una imaginación y una mente prodigiosa.
Vengo a desearte una Navidad super feliz, llena de todas las cosas buenas que bien mereces.
Besos.

axeliito! dijo...

en realidad no tengo tiempo de leer, solo puedo efectuar una promesa casi no validad de pasar en cuanto pueda y firmar de forma decente. gracvias por pasarte, ¿te intereso lo que leiste?
un abrazo cordial

Patricia dijo...

Que pase felices fiestas y buen comienzo de año.

Te dejo besos.
Cuidate mucho.

©Claudia Isabel dijo...

Que historia amigo, cuanto masoquismo y sadismo el de esa mujer!!!

Te dejo mis saludos navideños junto con mis mejores deseos de Paz y amor!!!
Abrazos

Yumita dijo...

Ke tristeza más grande, no poder gozar del amor más puro, verdadero y desinteresado de todos...Esa soledad ke más allá del vientre, se aloja eternamente en el corazón...

concuerdo es triste...pero necesario para rekordar ke en la realidad no todas las historia terminan en finales felices a los ke Walt Disney nos tiene tan acostumbrados...

Saludos!

Yumita

Paz dijo...

Siento que es una injusticia para todos los seres de tu cuento..
para él, para ella y para el bebé...
me funó mucho...
Entiendo que nada se compara como llevar en el vientre a un hijo, sentirlo crecer y manifestarse, pero matar tantos en el camino por el sentir unas semanas este privilegio no es un acto egoista tremendo??

un abrazo amigo! felices fiestas!

Maitena dijo...

Y pensar que mientras algunos darían la vida por dar a luz a un hijo, otros consideran cotidiano el extirpárselo del vientre.
Un texto triste si, pero las últimas lineas dan un poco de esperanza..
Sin duda me gustaría saber en qué andará aquella mujer con el tiempo!

Muchos saludos!!

Denise dijo...

Que triste qué triste que triiisteeee :_$

Reina de Ebano dijo...

Es una soledad tan triste la q describes, solo pude agarrame la panza y dar gracias a Dios pq mi bebé esta bien.
Excelente texto como siempre, feo y bello a la vez.
Solo quisiera q esta historia no fuera real, pero sabemos q forma parte de la cotidianeidad de las cosas. Puede estar sucediendo en el momento q tu y yo nos abrazos y besamos nuestra pancita, o mientras comemos, o mientras estas en el baño o mientras alguien esta matando un bebè y echandolo a la basura. Es cotidiano y eso es lo que me entristece.
Excelente como siempre, te amo
TA TO TS TS