miércoles, noviembre 22, 2006

Navidad! navidad! comercial & adelantada Navidad!




Se han fijado como la navidad empieza cada vez mas temprano?
Las casas de el vecindario se van llenando de lucecitas a finales de setiembre, me temí de pronto ver bastoneras con gorros de santa! Y eso es algo donde hay que meter la opinión política nuevamente... ya que hay protestas contra el TLC y por mantener los monopolios y la identidad patria... por que esta tan extendida la creencia de que ese tal Santa Claus trae los regalos? Si antes de el Monopolio era de el niñito Dios, he impunemente se lo concesionarón a una franquicia tan gringa como la Coca Cola (de hecho la imagen mundialmente conocida de el santo paqueteado este proviene de una campaña publicitaría de esta compañía en los años 50’s)

Ahora bien, volviendo a lo primero; mi vecino de la par puso tantas luces a principios de Octubre, si señores, Octubre, que estoy seguro de que el barrio es visible desde el espacio, que los mercurios no volvieron a encenderse... y vamos tener que hacer una Teletón para pagarles el dichoso recibo de la luz! (cordialmente invitados!)

Las tiendas dejaron de ofrecer ropa, comida, muebles y de pronto, oh Dios! Invasión de árboles, adornos, juguetes y artículos navideños! Mi hija ya me había pedido regalos de navidad antes de el 15 de Setiembre! Es una barbaridad, una exageración... yo sé que nos hemos vuelto consumistas, y que el comercio y comprar aunque se empeñe el alma son la boga en estos días, pero... jamás pensé que esta terrible majadería de tener ocupadas con fechas comerciales todo el calendario nos iba a dar deshubicación cronológica también! Y hay muchas cosas malas que pueden suceder...

Que tal si para el próximo cumpleaños de mi esposa y mi hija (ambos en octubre) la gente les regala tamales y galletas con tarros navideños! O si los turistas tienen que mandar postales navideñas a finales de Julio desde nuestras playas? No quiero ni imaginarlo...

Yo sé señores comerciantes, que entre el día de la Madre y Navidad hay mucho tiempo! Pero entonces habilitemos otra fecha festiva donde puedan vendernos cosas! No estaría de acuerdo eso si con desaforar la noche de Halloween que tanto costo erradicar (a medias) eso no es propio...

Yo propongo celebrar el día de los muertos!
Así además los que vestimos de negro y nos pintamos las uñas de negro, y nos delineamos los ojos y oímos heavy metal, y los que son góticos estaríamos por una vez al año a la moda! Y sería un corto periodo de el 15 de agosto al 1 de noviembre apenas! Y luego... sé que están proponiendo hacer feriado obligatorio el 1 de Diciembre, por la celebración de la abolición de el ejército, sería algo especial, ver que nos puede ofrecer el comercio para esos días! Y entonces si! A partir de el 2 de Diciembre señoras y señores, viene la navidad!

Este año, precisamente mientras quemaba un farol afuera de mi casa como parte de las celebraciones patrias de la independencia, mi sobrino vino gritando y me dijo! “tío ya llego la navidad!” vísperas de el 15 de setiembre!

Lo más ingrato puede ser lo desvirtuado de la celebración... y antiestético, dos ejemplos mas de por que adelantar tanto la navidad no esta bien, esta mañana camino al trabajo, vi por lo menos tres arbolitos de navidad que ya estaban secos por las luces, y aún no es Diciembre! ... y el otro día escuche a una pequeña niña decir que en la navidad se celebraba la fecha en que Santa salvo al mundo de el Grinch! Por favor!

Este es mi deseo de año nuevo! Que la navidad vuelva a ser en Diciembre! No sé ustedes, pero a mi me parece que ya para el 24 de Diciembre empezándola tan pronto ya llega muy usada y gastada! No seamos asi... o que!? A partir de el 26 de Diciembre tendremos que adornar de San Valentín?!

4 comentarios:

Danilo Mora dijo...

Resfriado por gusto propio

El frío del carajo que ha hecho estos días probablemente me producirá un resfrío.

Y es que aunque suene raro me voy a resfriar a propósito.

Pronto vendrán los mocos, la trancazón, los estornudos y esos escalofríos que a uno lo hacen casi maldecir. Pero aún así me alegra estar resfriado.

Pero usted tal vez piense: “¿Qué le pasa a este loco? ¿Por qué no usó un suéter y se evitó así andar como el mae del anuncio de Gex?” La respuesta es sencilla: porque no tenía y no quise comprarme el suéter.

La historia va así:

Sintiendo los primeros días del frente frío me fui al clóset a buscar algún abrigo y me di cuenta que sólo tenía unas jacketcillas que no calentaban nada, por lo que me dije: “¡Hora de ir a comprar algo que me caliente de verdad!”.

Agarré las llaves del carro y jalé para el centro de San José, porque como uno ya siente el espíritu navideño, quise recordar las salidas con mi papá y mamá, cuando íbamos a hacer las compras a las distribuidoras y tiendas de la Avenida Central. Me rehusaba ir al Mall.

El frío pegaba de manera increíble, era como un cuchillo sin filo que lo partía a uno en dos. Se sentía como la hoja de acero le cercenaba por dentro cada órgano, pero en el fondo era un frío bonito.

Cuando puse un pie en esa Avenida Central, encontré un panorama totalmente desalentador: colachos, promociones, gente estresada, señoras gritándole a los chiquitos, vendedores que casi lo obligaban a uno a comprar cuanta chuchería tenían, mocositos pidiendo plata con tarritos de Numar.

Un poco desilusionado entré a una tienda, esperando que la compra me levantara el ánimo nuevamente. Salió a mi paso una chiquilla como de 16 años, totalmente inmune al frío, pues andaba con una blusa que no cubría más de una cuarta de su torso.

-¿En que le puedo ayudar?
- Mire, es que busco un suéter bien calientito.
-Venga por acá y le enseño unos nuevos que tenemos.
Caminamos.
-¿Sólo estos tiene? ¿En estos colores?
- Sí, sólo en café, verde y negro.
Me quedé mirando fijamente los detalles, que no tuvieran costuras sueltas, que el zipper estuviera bueno, que las mangas fueran del mismo tamaño, etc., etc., y sólo me restaba decidirme entre el verde y el negro, cuando de pronto fui interrumpido en mi ritual de escogencia.
-Oiga, dígame si se va a llevar uno o no, no puedo perder el tiempo enseñándole cosas a gente que no va a comprar.
Seguro se me pusieron los ojos como de fuego, la piel roja y probablemente olía ya a azufré y me salieron cachos del colerón.
-¿Quién es su supervisor? – pregunté con todo el peso de mi enojo y mi desprecio contra esa “ombligo pelada”.
En eso llegó una señora no tan vieja y preguntó del porqué de mi enojo y como si yo fuera chiquito de escuela la acusé, la señalé y hasta casi le saco la lengua a la carajilla esa. Aliviado por haber expulsado toda mi cólera esperé la resolución del tribunal y como mínimo una disculpa a mi favor, aunque por supuesto jamás compraría ese suéter ahí.
-Mire es que estamos muy ocupados, si se va a llevar el sueter bueno y sino pues entonces no. ¡Fue la única respuesta que obtuve!

Sin decir ni “a” salí de ahí bien agüevado, pensando en todo lo que había visto y vivido en ese rato en el centro de San José. Parado como tonto frente al Banco Negro, reflexioné en lo que se ha convertido la Navidad: una oportunidad para vender y comprar, para sacarle plata a la gente, para gritarle a los chiquillos chineados y para explotar a unos viejitos con trajes rojos y barbas postizas.

¡Al carajo con ese sueter! Si lo que me queda de los viejos recuerdos de mis épocas de fin de año es el frío, prefiero sentirlo hasta mis entrañas. ¡Que me carcoma y me entuma los dedos y la boca!, a fin de cuentas, es un frío bonito.

Amorexia dijo...

Mae, execelente comentario! debería ponerlo de Post! es más! lo voy a hacer!
Un Abrazo!

Anónimo dijo...

Y porque ser tan dramáticos??? Vivan y dejen vivir, yo no entiendo como pueden encontrar tanto tiempo para analizar la vida de los demás y vivir tan preocupados por las dediciones de cada quien! Al final nadie rinde cuentas por otros, yo estoy tan ocupada con mi propia vida que no tengo tiempo de velar por el día en que mi vecino decidió poner las luces de navidad o por cuanto le va a llegar el recibo de la luz! Mejor me dedico a enseñarles con mi ejemplo a mis hijos valores morales, a darles bases fuertes para que cuando lleguen esos huracanes comerciales, esas olas extranjeras y esos vientos dramáticos, se puedan mantener firmes y no se los lleve la corriente!! La familia es y será la base de toda sociedad!

Amorexia dijo...

Parte de ser padre, y lo soy y paso muy ocupado todo el día, todos los días por que además de ser padre, soy profesional y tengo que atender mi casa también, es eso, poder estar pendiente de una sociedad para la cual tengo que preparar a mi hija para salir algún día, o usted piensa encerra a sus hijos en una burbuja... que se dejen llevar por la corriente? no creo, pues por su preocupación no parace una mala madre, pero no hay que hacerse de oidos sordos, por que la mayoría practyique algo y no le importe, no quiere decir que sea correcto. Uno debe estar atento y ser respetuoso siempre de la opinión de los demás, y este blog contiene muchas de las mias!, ni erroneas ni acertadas, mias nada mas! y respeto su opinión aunque no la comprato. Gracias por leernos y sacar tu tiempo para la opinión de otros y opinar tu también sobre estas cosas. Te esperamos aca pronto.